Quién fue John Locke ?

> > Arte y Humanidades

John Locke fue un pensador inglés que nació el 29 de agosto de 1632 y murió el 28 de octubre de 1704. Es considerado el padre del liberalismo, el que influenció las constituciones de Gran Bretaña, Estados Unidos y gran parte del resto del mundo por medio del legado que dejó en los ilustrados franceses como Voltaire y Montesquieu.

Locke era hijo de un jurista y formaba parte de una familia arraigada en los principios puritanos. Fue enviado a estudiar a la Westminster School en Londres, y cuando completó sus estudios se incorporó a la Christ Church de la Universidad de Oxford. Allí se doctoró en 1658.

Era un hombre multifacético. Si bien su especialidad era la Medicina, también incursionó en áreas como la teología, economía, diplomacia, docencia y filosofía. Esta última disciplina sacó su nombre a la luz gracias a sus planteamientos que sirvieron de base del pensamiento político liberal.

Durante el absolutismo monárquico inglés de Carlos II y Jacobo II, Locke ejerció como secretario del conde de Shaftesbury, líder del partido Whig. Él era opositor al régimen político imperante y fue una de las fuentes de inspiración para el desarrollo del pensamiento liberal de Locke. Su defensa al poder del parlamento le costó ser perseguido por la corona y obligado a refugiarse en Holanda, de donde regresó en 1688 luego de la Revolución inglesa.

Su pensamiento fue un motor esencial de influencia para las élites protestantes inglesas que gobernaron luego de la revolución. Sus planteamientos políticos determinaron de tal manera la constitución del Reino Unido que su sello se encuentra presente hasta la actualidad. A pesar de postular la tolerancia religiosa como un principio fundamental del parlamentarismo, se mostró contrario al ateísmo y el catolicismo. Esto exacerbó los conflictos internos entre las islas británicas.

Su principal obra, ‘Dos ensayos del gobierno civil’, consideraba que el individuo, intrínsecamente, posee ciertos derechos y que el deber del Estado es protegerlos. Esos derechos son la vida, la libertad y la propiedad. Así fue como sentó las bases del constitucionalismo liberal. Al igual que Hobbes o Rousseau, Locke fue un pensador contractualista. Consideraba que el Estado era un producto nacido del contrato social realizado por cada uno de los individuos en relación a los otros y cuyo resultado era revocable y conducía a un gobierno limitado. En este sentido, era contrario al postulado que establece el origen divino del poder, como era en muchas de las monarquías absolutas.

Así, la autoridad de los Estados era resultado de un acuerdo hecho por los propios contratantes, por lo cual, ellos podrían modificar el poder legislativo (elecciones periódicas) o derrocar a quien realizara un ejercicio tiránico del poder. Esto último sirvió de inspiración para las revoluciones de Estados Unidos y, luego, de Francia.

Los planteamientos de Locke, junto con los de otros pensadores políticos, devinieron en lo que hoy conocemos como la democracia. Sus ideas respecto de la revocabilidad del poder por parte de los ciudadanos, la división de los poderes y el concepto intrínseco de soberanía popular han dado sustento al régimen político más penetrante en la actualidad, especialmente en la cultura occidental.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: