Quién fue Joan Miró ?

> > Arte y Humanidades

Joan Miró fue un pintor, escultor y ceramista español considerado uno de los artistas más importantes. En un comienzo, sus obras reflejaron influencia de pintores como Van Gogh y Cézanne y de movimientos como el fauvismo, el cubismo y el dadaísmo. Más adelante, su trabajo fue claramente surrealista, logrando ser uno de los mayores representantes de esa corriente artística.

Joan Miró Ferra nació en 1893, en Barcelona, España. Sus padres fueron Miquel Miró i Adzeries y Dolors Ferrà i Oromí, dedicados a la artesanía al igual que sus abuelos. De ellos, Miró aprendió el esfuerzo, la entrega al trabajo y también la destreza, que luego demostró en todos sus trabajos. Siguiendo el consejo de su padre, estudió en la escuela de Comercio, mientras también estudiaba en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Comenzó a trabajar como escribiente en una empresa importante pero se enfermó de gravedad y sus padres lo enviaron a Mont-Roig. Regresó a Barcelona en 1912.

Miró comenzó a tomar clases con el pintor Galí y más tarde en 1915, tomó clases en el Círculo Artístico de Saint Lluc, en donde conoció a otros artistas. En esa época se notaron en sus obras las influencias de pintores como Cézanne y Van Gogh. En 1920, viajó a París para conocer el ambiente artístico del lugar. Realizó algunas exposiciones que no tuvieron éxito comercial, pero le valieron buenas críticas. Más adelante en esa década, formó parte del surrealismo, movimiento que lo alejó del detallismo de sus obras. En 1925, realizó una exposición en la Galería Pierre, con la que logró muy buenas ventas y también buenas críticas. De este tiempo destacan obras como El Carnaval del Arlequín y Cabeza de campesino catalán.

En 1928, luego de regresar de un viaje a Los Países Bajos, se celebró una nueva exposición que le otorgó un gran reconocimiento. Destaca su obra Interior holandés. En 1929, contrajo matrimonio con Pilar Juncosa. En esa época, los surrealistas se dividían cada vez más en cuanto a opiniones artísticas y políticas y Miró se fue haciendo más individualista. Comenzó a dibujar y a dedicarse al collage y desde 1930, empezó a realizar esculturas, que expuso el mismo año en la Galería Pierre. En 1932, viajó a Montecarlo, para participar en la decoración del ballet Jeux d'enfants, luego de que el coreógrafo Leonide Massine, vio una exposición de la serie de Miró, Construcciones. El ballet se presentó con éxito en varios países. En esta época, anterior a la Guerra Civil de España, Miró repartió su tiempo entre París y Barcelona. En 1936, se instaló en París, en donde realizó su obra Bodegón del zapato viejo, una de sus importantes pinturas de ésta época sobre la realidad. En 1937, pintó El segador, para el pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París.

En 1940, Miró se estableció en Varengeville en donde pintó su serie Constelaciones, que mostraron un gran cambio en su estilo. En 1941, ya de vuelta en España, el artista logró su consagración debido a una retrospectiva realizada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Aunque viajó mucho debido a sus numerosas exposiciones, Miró fijó su residencia en Cataluña hasta 1956, cuando se trasladó a Mallorca. La obra de Miró se comenzó a caracterizar por los trazos gruesos de color negro y al uso de los colores primarios. En ese tiempo, Miró se dedicó a la escultura y también a la cerámica, en la que colaboró con Josep Llorens y Artigas. En 1956, se realizaron dos exposiciones de 232 obras en cerámica. En 1957, realizó dos murales en cerámica para la UNESCO en París.

Mallorca fue el lugar definitivo de residencia de Joan Miró. Ahí logró trabajar en un gran taller que su amigo, el pintor Josep Lluís Sert diseñó para él. Se dedicó hasta el final de su carrera a las obras de gran formato, en cerámica y escultura. Además de sus murales para la UNESCO, destacan otros como los de la Universidad de Harvard y el aeropuerto de Barcelona. En los años setenta, se realizaron muchas exposiciones retrospectivas que mostraron la gran difusión de sus pinturas a nivel internacional. En 1975, se abrió en Barcelona, la Fundación Joan Miró, la que se convirtió, por deseos del artista, en un centro de promoción de arte contemporáneo. A comienzos de la década de 1980, realizó importantes esculturas como Miss Chicago (de 12 metros de altura) y la famosa Mujer y Pájaro (de 22 metros), entre otras. Murió en su hogar, el 25 de diciembre de 1983. Había presentado problemas cardíacos y respiratorios.

Joan Miró es hoy, considerado como uno de los artistas más importantes. Sus obras se exponen en los museos más reconocidos del mundo, además de la Fundación que lleva su mismo nombre.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: