Quién fue el General Lee ?

> > Arte y Humanidades

Robert Edward Lee, nació en 1807 y muere en 1870; si bien su nombre lo asociamos al coche que conducen los "Dukes de Hazzard", este hombre es un verdadero ícono de los tiempos de la Confederación para la guerra civil en Estados Unidos. Su padre fue héroe de la guerra de independencia norteamericana y esta fama la lleva no como una carga, mas bien como un honor al que debería enaltecer con su vida y así lo hizo. Estudia en la joven Academia Militar de West Point y se gradúa con el grado de alférez del Cuerpo de Ingenieros. Aunque no es un principio de carrera muy impresionante, sus notas fueron tan sobresalientes que nadie las ha superado hasta el momento, destacándose por tener una gran memoria y afrontar los retos de manera muy original, era un excelente camarada y se granjeaba la amistad de todos, hasta de los superiores que no miraban con buenos ojos sus innovaciones.

No se dejaba llevar por estereotipos, salvo por el de que “un caballero es un caballero siempre”. Adquiere mucha experiencia en la construcción de varios de los fuertes militares que caracterizó a las décadas posteriores a la independencia y que tenían que realizarse para proteger a la nación. Ya como teniente recibe sus primeros encargos, mayormente obras civiles que le permiten recorrer casi todo el país. Durante la guerra México-Norteamericana se pone a prueba su ingenio y recibe su “bautizo de fuego”. Destaca a tal punto que los ascensos casi le llueven y termina con le grado teniente coronel, casi al final del conflicto resulta herido, lo que le vale el último ascenso, al parecer en esta época es cuando le ponen el apodo de “As de Espadas” por la agudeza de sus decisiones y lo audaz de muchas de sus tácticas.

Luego de tres años Lee es nombrado superintendente de la Academia Militar de West Point, encargándose de mejoras muy importantes tanto estructurales como académicas, tal vez es el período de su vida más feliz, su hijo se gradúa con honores en esta academia, puede pasar mucho tiempo con su familia y con los cadetes. Sin embargo se aproximan también los tiempos tristes, es destacado lejos de su casa, resguardando a los colonos de los primeros ataques indios. La salud de su esposa es muy precaria y pasan muchos meses entre visita y visita a su hogar. Estando en Washington se da la primera revuelta que luego llevaría a la guerra civil, se le encarga sofocarla y lo hace con un mínimo de dos heridos y cuatro muertos, no sin antes haber recurrido a la diplomacia. Cuando la guerra estalla es llamado a Washington a la espera de órdenes y el presidente Lincoln le ofrece el mando del ejército de la Unión ya que sabía que si alguien podía ganar la guerra de forma rápida era él. Nunca se ha sabido el por qué Lee rechazó el nombramiento.

En algo los historiadores están de acuerdo: el General Lee no creía en la esclavitud ni en el derecho de separarse de la Unión pero era virginiano hasta los huesos y si su amado estado de Virginia luchaba al lado de los Confederados, entonces él lucharía por su estado antes que nada. Otro factor que creo que le preocupaba era las posibles represalias que la gente del norte podía tomar contra los del sur, aunque parezca mentira, el código de conducta de los militares norteños era muy liberal, como lo demostraron luego los hechos. Solo me atrevo a suponer que él esperaba ganar la guerra y resolver la cuestión de la esclavitud por otros medios que no fuera el “arbitrio de las armas” cuando todo estuviese en calma pero nunca sabremos si ese fue su cálculo y si tenía la razón en ello. Cuando su estado le ofrece el mando de sus fuerzas armadas él acepta con un único propósito, realizar una campaña corta preparando una serie de batallas sólidas y de esta manera, con varios golpes contundentes, obligar a la Unión a rendirse.

Como todo gran general conocía los defectos del oponente y entre ellos el que más pesaba era la inexperiencia de sus generales, cosa que Lincoln también sabía, además la prensa podía ser un factor a su favor si las ganaba las primeras batallas (como ocurrió en un principio). También tenía sus temores y entre ellos la inclaudicable conciencia del presidente Lincoln, que lo haría tomar cualquier decisión para conseguir que los estados del sur se reintegraran a la Unión y la abolición de la esclavitud, además la Unión contaba con muchos recursos industriales pudiendo autoabastecerse tanto de armas como de alimentos, mientras que la Confederación dependía de sus exportaciones para ello. Nunca creyó en las batallas relámpago que eran tan famosas desde las guerras napoleónicas. Pero tampoco pudo prever que estaba iniciando la primera de las guerras modernas, donde miles de hombres morirían en unas horas, donde se tomarían por primera vez y de forma sistemática represiones contra la población civil. La artillería alcanza una refinación que nunca se había visto y los primeros barcos de casco y armadura metálicos se enfrentan y hasta el primer submarino militar fue construido. La propaganda también jugó un papel preponderante y los primeros periodistas de guerra realizaron no solo los primeros reportajes sino que iban ilustrados con las primeras fotografías de guerra.

Los planes de Lee se confirman en un principio pero la Unión tenía más recursos de los que él esperaba, en Gettysburg pudo observar como las baterías de cañones del norte eran destruidas por sus artilleros más experimentados y en lugar de tratar de rehabilitarlas simplemente eran sustituidas por otras. Es precisamente en la batalla de Gettysburg donde tiene su primer revés militar importante y la mayoría de los historiadores están de acuerdo con el hecho de que esta batalla marca el cambio en la guerra. Para que tener una idea diré que en tres días de enfrentamiento los 75 000 hombres de Lee se enfrentan a 83 000 del general Meade y murieron más de 30 000 de la Confederación y más de 22 000 de la Unión. Participaron además más de 230 cañones en baterías de 5 a 10 unidades por cada bando. Aunque la batalla la empezó ganando al tercer día intenta un movimiento, que muchos ven como temerario y otros como desesperado, este movimiento fue a la larga un error y solo en esa atrevida estrategia murieron 7 000 hombres del sur. La victoria de la Unión fue un duro golpe moral para las tropas y para Lee. Aunque siguió luchando con hidalguía se ve obligado a rendirse ante Ulysses S. Grant.

Pidió amnistía pero no se la conceden sino hasta 105 años después de su muerte, cuando el congreso norteamericano le restituye sus derechos como ciudadano de Estados Unidos de Norteamérica. Regentó un oscuro colegio universitario, que luego se convertirá en la muy prestigiosa Universidad Washington-Lee gracias a las reformas y él código de conducta que él impuso. Desde allí abogó porque el país se reconciliase con sigo mismo, la verdad era que nunca creyó en esa guerra entre hermanos.

El General Lee muere a causa de las complicaciones de lo que parece que fue un accidente cerebro-vascular que lo dejó sin habla. Fue enterrado en la capilla del colegio en una ceremonia muy sencilla. Por cierto, en la ciudad no se pudo conseguir ningún ataúd metálico (en esa época se enterraba a los personajes famosos en ataúdes de hierro o plomo para conservar mejor sus restos) ya que la funeraria del lugar había sido arrasada por una inundación y estaban incomunicados como para mandar a traer uno en la ciudad vecina, entonces decidieron registrar las riveras del río con la suerte de poder encontrar uno, lo cual ocurrió pero tubo que ser reacondicionado porque al parecer era un poco pequeño.

Los periódicos de la época lo elogian como un gran hombre que luchó por lo suyos hasta el final de su vida. Era apreciado tanto en el Norte como en el Sur, pero también era un símbolo de la Confederación, lo que en su época muchos no supieron perdonar. Podemos afirmar que Lee es uno de esos genios militares que no se ven más que una o dos veces en un siglo, intachable y que se sabía hacer querer por todos (hasta por sus enemigos). Se decía que podía ir a cualquier pelotón de su regimiento y llamar por su nombre a cualquier soldado. Ese era el general Robert E. Lee.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: