Quién fue Douglas MacArthur ?

> > Arte y Humanidades

Douglas MacArthur nace en 1880 y muere en 1964. Su abuelo fue un gran jurista y su padre un sobresaliente militar condecorado con la medalla de honor del congreso por su participación en la guerra civil. Ante la figura de MacArthur solo hay dos posturas: se le detesta o se le admira; sin términos medios. Como hijo de un militar de la época le tocó viajar por todo el país, a donde fuera enviado su padre y eso lo volvió algo distante de las personas, además la fama de su abuelo y la de su propio padre también van a pesar en el carácter del joven MacArthur. Excelente jinete y magnífico tirador (dice que aprendió a hacerlo todavía antes de aprender a leer o escribir), le encantaba la vida del campo y aunque le gustaba socializar, prefería la soledad.

No crean que este tipo de personas odian los estudios, en la academia militar donde estudió la secundaria obtuvo los más altos honores y en West Point se graduó con notas tan altas que solo el General Robert E. Lee y otro alumno lo superan, muchos le quitan mérito porque dicen que recibió ciertos privilegios por ser hijo de un general condecorado, cosa que pongo en duda, porque en West Point tienen un código de conducta bastante estricto y todos sabemos que ser el hijo de alguien famoso más bien es un peso. Ya graduado sirve bajo el mando de su padre, que era gobernador de Filipinas (por entonces era una posesión norteamericana) en trabajos de ingeniería, luego en otras partes de los Estados Unidos y hasta en Panamá, mientras hacía todo esto tuvo tiempo para graduarse como ingeniero y luego es designado al servicio del Estado Mayor, donde le asignan varias misiones, sobre todo destacó en una “misión de reconocimiento de largo alcance” tras las lineas fronterizas mexicanas, según se dice tratando de capturar a Pancho Villa y llevarlo a suelo norteamericano para juzgarlo por invadir el territorio de Ohio.

Quisieron condecorarle por sus muy obvios méritos pero para conseguir algunas de sus ya legendarias hazañas quebrantó algunas órdenes directas y eso no se lo perdonaron, como castigo no le dieron la condecoración. Douglas MacArthur fue jefe de estado mayor en Francia durante la Primera Guerra Mundial y se ganó el afecto y la lealtad de las tropas porque se negó a comandar desde el escritorio, lo hizo desde el mismo frente, al punto que fue herido en varias ocasiones y empezó a padecer de una afección de los pulmones porque presionaba a sus soldados a ponerse las máscaras anti gases ya que él no se ponía la suya hasta que el último soldado se pusiera la suya.

Al final de la guerra tenía más de doce condecoraciones de su gobierno sin contar las que los aliados le dieron. Como era de esperar, después de la guerra, a MacArthur le fue difícil conservar su empleo en el ejército y termina regresando a West Point como superintendente. Al igual que Robert E. Lee, en su tiempo, realiza cambios sustanciales en el currículum, por ejemplo introduce dos materias nuevas: arte y economía; renueva parte de la infraestructura, sobre todo para modernizarla. Sirve en las Filipinas y regresa para ser nombrado Major General, el más joven de la historia. Se casa, pero este matrimonio no fue feliz y termina divorciándose. Es nombrado Jefe de Estado Mayor del Ejército y le dan la cuarta estrella (de manera temporal). Lo increíble es que en media recesión, con un exceso de reclutas, pues muchísimos hombres no encontraban empleo y veían en el ejército una salida, se las ingenia para lidiar con recortes del presupuesto realizando una división del ejército en cuatro ejércitos lo que mejoró sustancialmente la eficiencia y disminuyó los gastos administrativos.

De esta época es la famosa represión de los “Bonus Army” un grupo enorme de personas que se asentó frente al congreso protestando porque no se les pagaban los beneficios sociales de los veteranos de la primera guerra mundial. McArthur recibe la orden del presidente Hoover de dispersarlos y él lo hace de una manera que raya en lo brutal bajo la premisa de que “comunistas” estaban actuado aparados en las necesidades de unos pocos veteranos y sus familias. Cuando Franklin D. Roosevelt es nombrado presidente encuentra en McArthur un aliado valioso y hasta un fiel amigo, ambos genios se llevan muy bien, claro que el político sabía llevarle y hacía caso omiso a muchos de sus defectos y si con algo podía contar Roosevelt era que ese hombre haría bien cualquier trabajo que se le encomendara. Las Filipinas están alcanzando su independencia y McArthur recibe la invitación de ayudar con la formación del ejército filipino como asesor militar, acepta después de consultarlo con el presidente y renuncia a su cargo partiendo para ese país. La facilidad con que el presidente accede a dejarlo ir siempre fue mal interpretada, creo que fue más presión de los asesores del presidente que su propia voluntad.

La Segunda Guerra Mundial lo sorprende allí y cuando las tensiones con Japón llegan a su máximo Roosevelt lo llama para que reincorpore con el rango de Teniente General y le asigna crear un plan de defensa para las Filipinas. A decir verdad, McArthur nunca creyó necesario tal plan, repitiendo así el error que los asesores de Roosevelt, porque creyó que Japón no levantaría armas contra Norteamericana y menos contra Filipinas. Por otra parte tampoco contaba con el personal y pertrechos para ello, si somos algo prácticos. Cuando Japón atacó a la flota del Pacífico en Pearl Harbor el siguiente objetivo lógico era Filipinas, aún así él creyó que no se produciría ningún ataque y lo pagó caro, poco tiempo después tiene que trasladarse a las islas de Baatan y Corregidor donde trata de resistir, con un éxito menguado. El presidente le obliga a salir de allí y trasladarse a Australia, dejando a gran parte de las tropas en el camino. Se cuenta que los japoneses casi logran atraparlo mientras se dirigía a embarcarse, que en medio tiroteo se levantó y erguido como soldado de plomo se dirigió a un soldado herido, tomó su arma y lo cubrió hasta que lo levantaron, sin ponerse a cubierto, fue casi un milagro que no le dieran un tiro y la escena es legendaria, hasta es reproducida en una película sobre su vida aunque en su autobiografía parece que él la omite.

Se hace cargo de la fuerzas militares del Pacífico, no sin tener constantes roces (en especial con la marina), organiza una muy exitosa defensa de Australia para luego cumplir con la promesa que hizo al salir de Filipinas y llegar a Australia: "I shall return" (Volveré). En efecto organiza la contraofensiva y regresa a las Filipinas, con una pequeña peca: no pudo echar a las fuerzas japonesas que establecieron una resistencia en la selva (al estilo de guerrillas) que solo la orden del emperador japonés pudo hacerles entregar las armas al terminar la guerra. La salud de Roosevelt se ha visto minada y muere en las vísperas de las elecciones, su muerte se mantiene oculta hasta conocer los resultados y Harry S. Truman como vicepresidente electo es juramentado como nuevo presidente. Truman desconfiaba de McArthur y en lo personal no le caía nada bien, además era correspondido de igual manera, siempre he pensado que el peso de las opiniones de los asesores de Truman tuvieron mucho que ver con esta enemistad y al parecer McArthur lo sabía y esto solo empeoraba el concepto que tenía de Truman. Al rendirse Japón, después de los innecesarios bombardeos atómicos, Truman se ve obligado a nombrar a McArthur como Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas y Gobernador Militar de Japón.

Realiza esta tarea con su eficiencia acostumbrada y cimentó la estructura de un Japón moderno y democrático. A causa de la guerra de Corea lo nombran Comandante en Jefe de las Fuerzas de las Naciones Unidas y hace que Corea del Norte se repliegue a las fronteras que las Naciones Unidas habían establecido, pero vuelve a subestimar a sus enemigos, China interviene y alarga la guerra con ataques masivos y de guerrillas: una guerra de desgaste. McArthur encolerizado hace caso omiso de las advertencias de Truman y hace una serie de declaraciones sobre la política del país. Claro que fueron declaraciones duras y contrarias a lo que Truman estaba haciendo y lo destituye del cargo. Creámen al decir que Truman llevó la peor parte, la popularidad de McArthur era tal que las protestas fueron generalizadas y a la larga le costaría la elección al presidente. McArthur se retira con una frase muy significativa: "Los viejos soldados nunca mueren, ellos sólo se desvanecen..."

No fue ese su caso; Douglas MacArthur intentó lanzarse para presidente pero otro general, Dwight Eisenhower, tan famoso como él pero más popular le gana la partida y decide retirarse de la vida pública. Sus últimos doce años de vida “se desvanecen” principalmente por quebrantos de salud. Fue sin duda un genio militar de los pocos que se pueden encontrar, un “hombre de armas” poco comprendido, polémico, demasiado sincero, dispuesto a todo por sus amigos, soldados y su país.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: