Quién fue Calvino ?

> > Arte y Humanidades

Juan Calvino es la versión española del nombre de Jean Cauvin (en latín Calvinus y de allí el origen de esta versión del apellido). Fue uno de los pilares de la Reforma religiosa, nace a unos 100 km al norte de París en Francia en un pueblito llamado Noyon, que no dejaba de tener su importancia ya que pudo estudiar allí mismo destacando por su espíritu de trabajo, su aplicación y su gran intelecto. No tendría más de doce años cuando recibe la tonsura (es nombrado clérigo) aunque algunos dicen que fue a los catorce, no es de extrañar ya tenía fama de muy devoto y en esa época era usual seguir la voluntad de los padres, aunque fuera voluble.

Su padre, que era abogado, lo envía a París para que termine sus estudios pero luego cambia de opinión y decide estudie derecho y que valla a Orleans, luego a Bourges y por nuevamente a París donde obtiene un doctorado en Derecho a los 22 años. Calvino sin embargo no ha renunciado a sus aspiraciones clericales pero sigue gustoso los deseos de su padre pues le permiten ampliar sus conocimientos, de esta manera entra en contacto con las ideas humanistas y las de la reforma. Los trabajos que ha realizado hasta el momento demuestran que está dotado de una mente poco común y muy brillante. Nadie sabe con certeza cuando decide pasarse al protestantismo pero lo hace público cuando tenía 24 años y debe dejar París para no ser perseguido. Renuncia a su sacerdocio y al catolicismo; se bautiza es la Iglesia Evangelística y empieza a desarrollar sus escritos más importantes.

No es fácil resumir las ideas de Calvino porque abarcan desde aspectos como la relación entre Dios y el hombre, sus ideas (siguiendo el razonamiento humanista) describen como deben de ser las relaciones entre los hombres, Dios, la Iglesia, el estado y hasta que aspectos culturales deben incluir. El pensamiento de este teólogo se basa en la premisa de que el ser humano no es libre de elegir su destino. Supone que el pecado cometido por nuestros primeros padres se convierte en hereditario y todos lo traemos desde nuestro nacimiento y como consecuencia solo Dios puede librarnos de sus consecuencias, hasta aquí no reñía con el pensamiento de la Iglesia (aunque ya tenía sus puntos flacos).

El punto siguiente es el que separa al calvinismo de todo lo propuesto hasta entonces: Jesús con su sacrificio lleva el perdón a los elegidos por Dios, esto se conoce como predeterminación, es decir que sin importar las acciones que haga una persona ya está salvada o condenada por la voluntad de Dios. Para el católico la predeterminación existe pero Dios respeta la libertad de la persona, es decir que una persona alcanza la salvación tanto por la elección hecha por Dios como por sus méritos.

Calvino reconoce solo dos sacramentos: el bautismo y la comunión, pero como algo simbólico, sin la efectividad que se le atribuye tanto en el catolicismo como en otras formas del cristianismo. Para él la vida es región y la religión es la vida, son en la práctica sinónimos. Calvino se refugia en Ginebra pero luego es desterrado a Estrasburgo para con el tiempo volver a Ginebra, siempre envuelto en las polémicas generadas por su pensamiento. La demandante actividad que su carácter y sus obligaciones le llevaban a tener una vida muy ajetreada, sobre todo preparando y realizando la prédica concerniente a la difusión de su doctrina, constates disputas con otros pensadores, tanto por carta como personalmente, sobre todo con los que interpretaban muy “libremente” su pensamiento y una rutina de trabajo que agotaría con facilidad a cualquiera le pasan la factura con los años y muere relativamente joven a los 54 años.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: