Qué son los vasos sanguíneos artificiales ?

> > Salud y Belleza

En general un vaso sanguíneo es un órgano que funciona conducto de la sangre. En el cuerpo humano básicamente hay tres tipos de conductos de la sangre: las arterias, las venas y los (vasos) capilares. En teoría un vaso sanguíneo artificial sería una construcción hecha por el hombre para sustituir los vasos sanguíneos naturales que por alguna razón ya no funcionan o son defectuosos. Uno de los grandes problemas que tienen los trasplantes de órganos estriba en que muchos de los vasos capilares que una persona tiene se forman en función al desarrollo del mismo, algo así como las huella digitales que se forman de manera independiente y son diferentes de persona en persona, así que no siempre se tienen los mismos vasos en los mismos lugares para órganos semejantes.

En las “microcirugías” que se hacen en los trasplantes y aún más cuando se reimplantan órganos amputados hay que unir vasos capilares muchas veces muy dañados por los procesos de las cirugías o las amputaciones, muchos cirujanos tienen que confiar mucho en su instinto y sobre todo en su gran pericia para restablecer con eficiencia la circulación en los órganos trasplantados o que se reimplantan pero nunca los trabajos son perfectos, de hecho es el cuerpo mismo del paciente el que subsana cualquier deficiencia que pudiera quedar.

Vasos sanguíneos artificiales hechos “a la medida” sería una ayuda muy valiosa para estos cirujanos con lo cual disminuiría el tiempo de recuperación del paciente. Actualmente se ha desarrollado una técnica muy ingeniosa: usando aparato muy similar a una impresora en 3D se crean los vasos capilares dentro de una disolución concentrada de glucosa, formando un plástico que, por las descripciones que se hacen, supongo es similar a la celulosa (un polímero de la glucosa), es obvio que por tratarse de una técnica nueva, los investigadores no entren en muchos detalles pero no es la primera vez que se crean polímeros a partir de la glucosa, me permito decirles a aquellos que gustan del caramelo o del “almíbar” que se tratan de polímeros de la sacarosa y que todas las amas de casa saben como hacerlos, y la glucosa es parte de la sacarosa.

Por la naturaleza del polímero el cuerpo no lo rechaza, como ocurre con otros plásticos y materiales usados hasta ahora para hacer vasos sanguíneos artificiales. Estos vasos artificiales permiten el crecimiento del mismo tejido que forma a los vasos sanguíneos naturales terminado por adquirir las mismas propiedades de estos últimos. Aunque hasta ahora las perspectivas son muy prometedoras se pretende empezar a usarlos en los injertos de piel artificial en pacientes con quemaduras graves. Si esto se comporta como se debe estos pacientes tendrían una recuperación más corta, menos dolorosa y con altas expectativas de alcanzar una vida más normal.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: