Qué son las hipotecas ?

> > Negocios

Las hipotecas, son contratos de derecho real, reglamentados por la ley; el derecho real se refiere al poder sobre una cosa, en este caso un bien inmueble, que posee el titular. Por medio de ellas, una persona pide un crédito a una entidad financiera, dejando hipotecada la casa; esto es, la casa o bien inmueble queda sujeto a la capacidad de responder por el pago de la deuda. En otras palabras, las hipotecas son una de las tantas formas utilizadas por las entidades financieras, de asegurar que se irá a pagar un crédito bancario.

Es así, como con las hipotecas, se crea un contrato financiero de manera unilateral. Esto, ya que la única persona en quien recae una obligación, es la que solicitó la hipoteca. Es así, como con las hipotecas, el acreedor, o sea, quien otorgó la hipoteca (entidad financiera), podrá buscar a quien la constituyó, para que se pague la deuda acordada. De manera contraria, o sea, si es que no se paga esta deuda acordada, el acreedor podrá rematar el inmueble, saldando de esta manera el contrato.

Con respecto a la historia de las hipotecas, estas nacen en la época del feudalismo (en Europa), donde los granjeros, para poder invertir en sus tierras, solicitaban dinero a los señores feudales, dejando hipotecada la tierra a cosechar. El pago generalmente de la deuda, se realizaba por medio de lo que se llegaba a cosechar e incluso con animales. De igual manera, se podía auto pagar el señor feudal, ante un incumplimiento del pago, con los bienes anteriormente señalados. Por último, si es que con aquello no alcanzaba, pues bien, el acreedor se hacía del terreno.

Al ser un contrato de derecho real, es el inmueble quien queda sujeto, a las hipotecas y no la persona que la solicita. Es así, como en caso de no cumplir la deuda, el acreedor de las hipotecas, no se querellará con los dueños del inmueble, tomando medidas penales, sino que solamente rematará el inmueble en cuestión. Es por lo mismo, que estos contratos son de derecho inmueble, ya que es la casa o bien el que queda afecto por el contrato.

Las hipotecas son una de las maneras más corrientes (en la actualidad), de asegurar el pago de una deuda. Principalmente, en lo correspondiente a créditos bancarios de sumas elevadas (como se mencionó con antelación); muchas veces la persona que requiere del dinero no posee un respaldo financiero suficiente para responder por el mismo, salvo la posesión del bien inmueble.

En el caso del no pago, como ya sabemos, se rematará el inmueble. Pero, ¿qué pasa si el deudor, poseía más deudas? Pues bien, la mayoría de las hipotecas, se realizan bajo la jurisdicción de escribanos públicos, con lo cual, el acreedor se asegurará, que frente a posibles embargos de otras entidades frente al inmueble en cuestión, este tenga la prioridad número uno, para satisfacer o saldar la deuda adquirida ante él.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: