Qué son las fusiones bancarias ?

> > Negocios

Una fusión en economía implica que una o más empresas (o entidades bancarias, como es el presente caso) se unen para formar una nueva y pueden hacerse de dos maneras: La primera es por absorción, que es una especie de compra, donde los dueños de una de las empresas ya no tienen poder sobre la nueva entidad (dejan de ser los dueños) mediante acuerdos muy complejos. Este tipo fusión no se permite en entidades bancarias (o al menos no de forma explícita) pues por diversos motivos, en especial la formación de un gigantesco banco que acumule mucho poder, los estados (que al fin y al cavo nos protegen) ven que es mejor una sana competencia entre varias entidades.

La segunda es una fusión simple donde los dueños de ambas entidades terminan siendo dueños de la entidad que se forma. Los estados regulan mucho este tipo de fusiones pues no se puede evitar que se forme un banco más poderoso (lo que ocurre en muchos casos) pero el poder dentro de él queda disperso en muchos socios. Las reglas deben ser muy claras y precisas para evitar que una absorción sea “maquillada” como una fusión simple. Las fusiones bancarias pueden realizarse tanto en momentos de recesión o de expansión económica pero tienen casi la misma finalidad: utilizar los recursos de uno u otro banco para solventar los problemas que generan sus debilidades, puede que ambos compartan recursos y debilidades o que uno “ayude” al otro.

Aunque me duela decirlo, por dar un ejemplo de una situación donde una fusión podría haber evitado muchos problemas, la falta de decisión por parte del gobierno en mi país en el pasado llevó a la desaparición de uno de los bancos más antiguos que teníamos. He de comentar que desde 1948 hasta mediados de la década de 1980 el estado era el dueño de la banca, es decir todos los bancos eran del estado, con algunas excepciones muy concretas. A principios de 1994 se levanta un escándalo en torno a Banco Anglo Costarricense pues sus directivos compraron bonos que perdieron su valor acumulando gigantescas pérdidas. Se decide cerrar el banco (muchos dicen que por presión de organismos internacionales que opinaban que el país tenía “demasiados” bancos estatales y que con ello se aumentaba el aparato burocrático), cosa que con el tiempo resultó un todo un descalabro económico y sobre todo “social”, muchos opinamos que las pérdidas generadas solo por el cierre superaron con creces lo estimado. Una fusión equivaldría a pagar las mismas pérdidas económicas que tuvimos que pagar los contribuyentes pero el impacto social hubiera sido mucho menor, aumentando el prestigio que el banco tenía gracias a la confianza del gobierno y a la fusión con otro banco, cosa que hubiera redundado en las pérdidas económicas, tal vez minimizando el efecto de las mismas.

Los períodos de expansión son muy propicios para estas fusiones bancarias pues muchas instituciones de este tipo buscan expandirse pero carecen de los recursos sanos, mientras que otros cuentan con tales recursos pero no tienen la experiencia, a manera de ejemplo. En tiempos de recesión las fusiones pueden ser usadas para enmascarar la mala situación y no ha sido raro que dos bancos enmascaren sus pérdidas y se fusionen para luego quebrar a las pocas semanas de la fusión. Al menos en teoría, una fusión bancaria trata de aunar esfuerzos y recursos de una o más instituciones con la finalidad de favorecer a los clientes, que son su razón de ser y no la acumulación de capital, pero para evitar que una entidad adquiera mucho poder se regula su funcionamiento para la protección de los mismos clientes.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: