Qué es una psicopatía ?

> > Salud y Belleza

La palabra se origina del griego “psique” que quiere decir “alma, espíritu o mente” y “pato” que significa enfermedad. Literalmente quiere decir “enfermedad del alma o la mente”. Al parecer los estudiosos no encuentran una buena descripción de lo que es una psicopatía pero están de acuerdo en que se trata de un comportamiento anómalo de la personalidad sin que se encuentren causas físicas reales ni psicológicas.

Una psicopatía se caracteriza porque la mente de la persona funciona bien pero hay algún tipo de manía con todas las carencias en lo afectivo, al punto que un psicópata no conoce o no entiende el remordimiento ni tiene límites en sus actos para conseguir lo que desea. Es un trastorno de la personalidad antisocial y límite a la vez. Antisocial porque la persona no entiende la razón de las normas sociales, las leyes y los derechos de los demás. Límite porque experimenta una total inestabilidad en sus relaciones sociales, la autoimagen está muy deformada, lo afectivo es un caos y tienden a ser muy impulsivos.

Tampoco es un fenómeno moderno, cuando los babilonios creaban su legislación se planteaban un grave problema al interpretar las acciones de las personas que siendo antisociales (que no es la palabra que usaban) y que tampoco estaban locos o dementes. Un psicópata creerá que es el centro del mundo, es válido hacer cualquier cosa para conseguir sus fines. De hecho parecerá una persona del todo diferente si así le conviene pues son capaces de disfrazar su verdadero carácter con tal que esto les permita conseguir lo que desean. Todas las formas de psicopatía tienen algo en común: los psicópatas adoran el poder. Todo les pertenece, incluso sus hijos, esposas, amigos, novias y, en contra de lo que la gente supone, son muy cariñosos con sus animales, pero en ningún momento dejan la perspectiva de que son objetos de su posesión.

Las grandes diferencias entre los psicópatas se darán dependiendo de la forma en que lo adquieran el poder: por el dinero, por el sexo, la fuerza y cualquier otra forma que exista; pueden creer que lo harán sin el menor remordimiento de conciencia. Como el cerebro de un psicópata funciona bien es poco probable diagnosticarlos si no es por su propias acciones, que en muchos casos resulta un proceso tardío para las víctimas. Las psicopatías dependerán del carácter del individuo: están los que no tienen ningún principio, muchos de los cuales nunca quebrantan la ley o por lo menos no se les puede demostrar nada y nunca llegan a estar en tratamiento, algunos serán “delincuentes de cuello blanco” pero en general son personas exitosas en el medio social. Tenemos los solapados, que se ponen una máscara de amistad y sociabilidad para conseguir aceptación, tienen grandes cualidades histriónicas, algunos encontrarán entre estos a los que mienten continuamente y no cumplen sus promesas.

Los hay que patológicamente corren riesgos para “sentirse vivos”, se parecen a los anteriores en sus capacidades histriónicas pero son sumamente antisociales. Están los codiciosos, que tratan de conseguir “lo que la vida no les dio” a cualquier precio, aún cuando sea por medio del robo o destruyendo lo que otros tienen. Están los que son débiles y que por tanto tienen a reaccionar con energía pues la violencia no les gratifica pero “el que pega primero, pega dos veces”, es decir es una forma de prevenir la agresión de otros. Tenemos los que son explosivos, pues como una olla de presión, de un momento explotan en violencia y generalmente contra las personas mas cercanas a ellos. Encontramos ahora a los ásperos, que no manifiestan sus sentimientos y tampoco reciben los de los demás, se manifiestan de forma pasiva creando “discusiones civilizadas” sobre cualquier tema, es difícil que manifiestan sus sentimientos pero cuando lo hacen lo hacen de la peor manera. Tenemos también a los malévolos, que maquinan planes constantemente y descargan con suma precisión su furia en la sociedad convencional. También está el psicópata tiránico que verdaderamente es cruel y desafiante, junto con el anterior son los más temibles, pero si al anterior lo atraen las fortalezas de la sociedad para atacarlas, al tirano son sus debilidades las que aprovecha.

La psicopatía puede ser todo un misterio para los investigadores; ellos creen que entre un uno y un seis por ciento de la población son psicópatas pero solo es una estimación pues es casi imposible llevar una estadística real debido a la naturaleza de este mal. Existen procedimientos nuevos con resonancias magnéticas que pueden estudiar la parte del cerebro que regula las intenciones de una persona y al parecer va a ser la herramienta que se use para estudiar a estos individuos.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: