Qué es una infección ?

> > Salud y Belleza

La palabra infección viene de “infectar” y según la Real Academia la palabra viene del latín “infectare” que se traduce literalmente como “contagiar o corromper”. Hay varios estudiosos que dicen que la palabra se origina mas bien a partir de la unión de “in” que significa “en” o “sobre” y “facere” que significa “hacer” lo literalmente se traduciría como colocar algo encima de otra cosa. No es de extrañar entonces la expresión “caí resfriado en cama” o más modernamente “caí con un virus en cama”, aunque creo sinceramente que las frases no se originan de esa manera. Una infección, en fin, es el contagio de alguna enfermedad transmisible en lenguaje común pero para un médico la definición debe ser más específica: es el contagio de una enfermedad originada por algún organismo patógeno que cause algún daño a los tejidos orgánicos.

La razón para ello es muy simple: hay organismos que viven dentro de los seres humanos que no producen enfermedades y en algunos casos son beneficiosos, sin ir más lejos está la flora intestinal compuestas por organismos que viven en el intestino, algunos simplemente aprovechan los nutrientes que encuentran y otros no solo los aprovechan eso sino que nos ayudan produciendo sustancias que necesitamos como la vitamina K y algunas del complejo de vitaminas B.

También hay que aclarar que bacterias que viven en nuestro intestino pueden causar enfermedades en otros lugares y es común hoy día ver que algunas personas se enferman por infecciones en la boca debido a contaminación por materia fecal. Por cierto un organismo patógeno es un virus, bacteria, hongo u otro organismo cuya presencia, sea en el interior o en el exterior, de otro ser vivo le cause daño a los tejidos. Precisamente las infecciones se clasifican en función al organismo patógeno que las produce: virales, bacterianas, fúngicas y parasitarias. Aunque en el fondo todos estos organismos patógenos son parásitos se reserva el nombre de parásitos a los protozoarios y a los organismos multicelulares que vivan a expensas de otros.

Con ciertas variantes las infecciones tienen las etapas siguientes: Primero el organismo patógeno invade al huésped pasando “por encima” a alguna o algunas de las “barreras” que el sistema inmune tiene, como la barrera ácida del estómago, por alguna herida en la piel o a través de alguna de las mucosas, a esto se le llama contagio o entrada simplemente. La segunda etapa es llamada colonización pues es el tiempo que tarda el organismo en encontrar el tejido apropiado donde vivir. Luego durante la tercera etapa se produce un tiempo en que los microorganismos se reproducen sin que su efecto sea notable hasta que la población pasa de cierto punto, a esta le llaman período de crecimiento y multiplicación, en esta etapa prácticamente no hay síntomas o apenas son perceptibles para el anfitrión o hospedero. La cuarta etapa es denominada “establecimiento de la virulencia” y es el momento en que la población de organismos en tan importante que se “hacen sentir”, es decir los síntomas son ya notados por el hospedero. La última etapa es denominada “evasión de las defensas” pues si bien el organismo hospedero activa su sistema inmune la reacción generada por el organismo patógeno es demasiado enérgica.

En esta última etapa podríamos decir que sucede algo similar a lo que le ocurrió al General George Armstrong Custer en las guerras indias de los Estados Unidos de Norteamérica, durante la batalla de Little Big Horn: se enfrentó a una cantidad enorme de indios y aunque estaba bien ubicado, mejor pertrechado y con un excelente grupo de combatientes se vio totalmente superado por la cantidad de contrincantes. Muchos de los secretos para combatir los contagios de las enfermedades es el de ganar tiempo para que el sistema inmune pueda responder apropiadamente.

El ejemplo típico es el de la malaria, la malaria es producida por un protista del genero “plasmodium” y un gran secreto de los indígenas americanos era tratarla con la corteza del “quino”. Las temperaturas tan elevadas a causa de la reacción contra el parásito es lo que suele matar a las personas y la quinina presente en la corteza del quino baja la temperatura de las mismas dando tiempo al sistema inmune para responder apropiadamente.

Otra forma de clasificar las infecciones es la de usar el medio de contagio: por ejemplo está el contagio directo que ocurre cuando la enfermedad se pasa de un individuo a otro por contacto entre ellos, como sería el caso de la gonorrea y las enfermedades de transmisión sexual. Están la de contagio indirecto cuando existe un vehículo entre dos individuos como sería el caso del dengue donde la enfermedad viaja a través de un mosquito que por cierto no la padece.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: