Qué es una densitometría ?

> > Salud y Belleza

Una densitometría ósea, es un examen de exploración, que funciona mediante la emisión de bajas dosis de rayos X para medir la pérdida ósea o la cantidad de calcio en los huesos (densidad ósea). Por medio de este examen, se puede establecer la presencia de osteoporosis y el riesgo de fracturas. Se considera el mejor método para diagnosticar osteoporosis y se usa especialmente, para la zona lumbar y las caderas. Es un examen indoloro y no invasivo y la exposición a la radiación no presenta mayor riesgo.

Como se mencionó, la densitometría o absorciometría de rayos X de energía dual, se utiliza por los médicos, especialmente, para detectar la osteoporosis. Ésta es una enfermedad que debilita los huesos mediante la pérdida gradual del calcio. Esa pérdida provoca que los huesos sean más frágiles y se puedan quebrar con facilidad en alguna caída. La osteoporosis afecta principalmente a las mujeres, luego de la menopausia. Aún así, también es posible que afecte a los hombres. Una vez que el médico ha establecido un tratamiento, el examen continúa siendo efectivo a la hora de un seguimiento y el diagnóstico de otras enfermedades óseas.

Antes de hacerse una densitometría, no es necesario dejar de consumir ningún tipo de alimento; sin embargo, no se debe consumir ningún suplemento de calcio durante las 24 horas anteriores al examen. También es aconsejable llevar ropa ligera y sin objetos de metal y evitar llevar otros accesorios metálicos, como joyas o relojes, aunque si se portan, hay que sacárselos antes del procedimiento. Además, si anteriormente, a la persona se le suministró material de contraste para la realización de otro examen, como un escáner, es importante esperar de 10 a 14 días antes de la densitometría. Por último, las mujeres embarazadas no deberían realizarse el examen, y las que están amamantando, deben informar al médico.

En el momento del examen, lo más seguro es que le pidan a la persona que se desvista y se ponga una bata. Una vez hecho, se recuesta al paciente en una mesa de radiografía. Se posicionan las piernas con una caja acolchada, para que la pelvis y la zona lumbar queden planas; para observar la cadera, el pie de la persona de coloca en una abrazadera que permite la rotación de la cadera hacia adentro. Mientras la persona esta quieta, desde debajo de ella se emite la radiación, que pasa por la zona a estudiar. Arriba del paciente hay un detector, que se mueve a lo largo del cuerpo para recibir los rayos X. El detector mide la densidad y genera las imágenes que llegan al ordenador para la evaluación del radiólogo. El examen dura entre 10 y 30 minutos y no provoca ningún tipo de dolor al paciente.

Después que el radiólogo interprete el examen de la densitometría, le enviará un informe al médico para que éste le comunique los resultados a la persona. Esos resultados tendrán dos partes: la puntuación T, que muestra la masa ósea del paciente, comparada con la de una persona adulta del mismo sexo con el total de la masa ósea. Si la puntuación es superior a -1, se considera normal; si es entre -1 y -2.5, se considera que está en la primera etapa de la pérdida ósea (osteopenia); si es inferior a -2.5, se considera una osteoporosis. Esta puntuación mide el riesgo de desarrollar fracturas. Y la puntuación Z, que muestra la masa ósea del paciente, compara con otras personas del mismo tamaño, sexo y edad. Finalmente, el médico le informará a la persona si necesita exámenes adicionales y el tratamiento que debe seguir.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: