Qué es una bala inteligente ?

> > Ciencia y Tecnología

La bala inteligente es un tipo de proyectil que puede corregir su trayectoria para acertar su destino. Ahora bien una bala en general es parte de las municiones que se ocupan para disparar un arma de fuego, aunque muchos creen que el término “munición” es sinónimo de “bala” la verdad es que la munición es mucho más amplia como concepto: la munición incluye el proyectil, el casquillo o cartucho y la sustancia explosiva o la pólvora en particular. La bala es el proyectil en sí. El concepto de hacer “más efectivo” un disparo no es nada nuevo, ya en la antigüedad se trataba de hacer que las armas a distancia alcanzaran un “blanco”, por desgracia casi siempre el blanco era una persona pero podría tratarse de algún animal en una cacería. La razón es muy simple: la munición es cara, difícil de hacer y no es conveniente “desperdiciarla” porque siempre se tiene una cantidad limitada de reserva.

El primer antecesor de las balas inteligentes puede ser la “flecha en llama” o “flecha de fuego” que permitía a los otros arqueros lanzar en la misma dirección las otras flechas, también servía de señal para que las tropas viajaran en tal o cual dirección. Creo que el hecho de que causaran incendios en los pertrechos de los contrarios fue un efecto secundario que servía de mucho y que no había que despreciar para nada.

El equivalente moderno de esta arma es la bala trazadora que se usa con el mismo fin, recuerdo como un amigo de mi abuelo, que sirvió en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, nos contó con todo detalle que la bala tenía en el “culo” (no encuentro mejor palabra y es la que él usó) un depósito con una sustancia que al quemarse lentamente producía una luz muy viva, esto permitía que el tirador pudiera corregir su tiro en el siguiente disparo. Decía que eran muy útiles sobre todo en ametralladoras de alto calibre donde el rebote de los primeros disparos desviaba mucho la mira, cosa curiosa nos decía era que se ponía una trazadora por cada 4 a 10 municiones normales, dependiendo de que tan rápida era el arma, pues era inútil desperdiciar demasiadas balas pues parecía que las trayectorias eran casi continuas pero entre trazadora y trazadora había por lo menos 4 balas normales. La gran desventaja era que el bando opuesto podía ubicar también con facilidad al tirador así que había que hacer todo el daño posible y si uno podía cambiar de ubicación hacerlo rápido. Como detalle adicional él decía que esa era la razón por la que a pocos tiradores les gustaba usar esa munición pero que en la Guerra de Vietnam los pilotos de helicópteros preferían que sus tiradores las usaran porque les permitían señalar los blancos para los misiles que ellos portaban, además el helicóptero es a su vez un blanco “móvil” ya difícil de acertar y entonces no aumentaba el riesgo en gran medida.

El último precedente de la bala inteligente está en los misiles balísticos y las bombas inteligentes que se han usado en los últimos conflictos armados. Al poder corregir su trayectoria usando las aletas móviles que disponen estos dispositivos solo necesitaban de un sistema que les indicara la trayectoria, en los primeros sistemas se usó un grupo sofisticado de brújulas giroscópicas que permitían guiar la trayectoria. Hoy día se ha sustituido parte del complicado del sistema giroscópico por un sensor de luz que busca un punto luminoso que es generado por un láser.

Bien estos dispositivos eran relativamente grandes en la mayoría de los aparatos pero el uso de la nanotecnología ha permitido crear una bala más o menos del tamaño de un lápiz pequeño cuya forma recuerda un poco los cohetes de las viejas películas de ciencia ficción de los años 50, en la nariz de tal bala hay una guía óptica similar a la mencionada antes y sigue la marca producida por un láser que su ubica en la mira del tirador. Según tengo entendido un francotirador bien entrenado puede alcanzar un blanco relativamente pequeño (como de una manzana de tamaño) a 600 y 800 metros, el récord es apenas superior a unos 1100 metros, pero sé de un tirador que tiene dos víctimas confirmadas a más o menos 2475 metros, claro que hacía un excelente tiempo y casi sin viento, de hecho según se cuenta el sonido del primer disparo llegó cuando ya había caído la segunda persona. Pues bien una bala inteligente de este tipo haría que ese tipo de tiros no fueran inusuales, garantizando blancos certeros hasta los dos kilómetros.

En una película de ciencia ficción vi un proyectil semejante que podía “doblar esquinas” y pegarle a su víctima porque tenía un sensor de calor que tomaba una especie de fotografía de la mancha de calor de una persona (la mancha de calor de una persona es diferente a la de otra en un momento dado) y entonces se suponía que tenía la capacidad de perseguirla aunque se escondiera; como dato adicional diré que para doblar una esquina a la velocidad de una bala se ocupan varias decenas de metros de radio y en un callejón como el de la película mencionada, eso no es posible; de todas maneras el concepto de la bala inteligente es hoy una realidad y no sólo una elucubración de la ciencia ficción.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: