Qué es un nanocable ?

> > Ciencia y Tecnología

El prefijo “nano” viene del latín “nanus” y se traduce literalmente como “enano”. Se usa en el sistema métrico para indicar que algo es la “millonésima parte de” como en “nanosegundo” que significa millonésima parte de un segundo o “nanogramo” que es millonésima parte de un gramo. Su uso ordinario, fuera del sistema internacional de unidades, no me es muy claro, pues la Real Academia Española no lo aclara, pero se suele entender que un “nanocable” es un cable “enano” o a escala de la millonésima parte de los cables habituales.

Antes de continuar diremos que un cable en general es un “trenzado” de varios “hilos” menores, generalmente de cobre si estamos de electricidad. Volviendo a nuestro nanocable nos lleva al campo de la “nanoelectrónica”, cuando hablamos a esta escala estamos hablando de cosas sumamente pequeñas, diríamos que en un nanómetro caben más o menos unos tres cientos mil átomos (dependiendo del tipo de átomo). En el caso particular de los nanocables, en teoría deberían tener un tamaño menor a 100 nanómetros. Digo en teoría porque hasta hace poco eran cosa de ciencia ficción. En esta escala hay que entender que las “corrientes eléctricas” no se comportan como se acostumbra a estudiar en los cables comunes.

Para explicar diremos que una corriente eléctrica en el sentido más tradicional es algo así como un río muy grande, en apariencia lo que vemos es que el agua sigue una dirección, pues de igual manera ocurre con la corriente eléctrica (sobre todo la que llamamos “corriente continua”). Pero si vemos lo que ocurre de cerca, veremos que el agua se arremolina en ciertos lugares, que en otros parece devolverse y que hay mucha “turbulencia”. A escala nanométrica los electrones se comportan como “ondas” más que como partículas y tienen una “longitud de onda” al momento de moverse, este es el principio básico de la “mecánica cuántica” y por ello que hay que entender este tipo de física a la hora estudiar los nanocables.

Para muestra, un pequeño detalle: el ancho mínimo de un nanocable va a depender de la longitud de onda del electrón, imaginemos que una bola de tenis de mesa rebota por el suelo, veremos que tiene dos movimientos, uno de arriba hacia abajo y otro horizontal; si de pronto dejamos que la pelota entre en un tubo apenas unas veces más grande que la pelota encontraremos que se golpeará fuertemente con las paredes del tubo y dejará de moverse en instantes. Es similar con los electrones, si el cable no tiene un “ancho” varias veces un múltiplo de la longitud de onda del electrón entonces el movimiento de los electrones no es posible y esto limita el tamaño mínimo de los nanocables.

Muchos de estos nanocables funcionan principalmente como transistores y en sustitución de otros elementos de la electrónica. Pero la dificultad construir tales estructuras puede ser casi titánica. Sin embargo se requieren de un tipo particular de nanocables para crear dispositivos generadores de electricidad, en especial fotosensibles y hasta ahora la única solución viable proviene de unas bacterias que producen sus propios “bio-nanocables” con los que se puede enviar electricidad a grandes distancias, siempre dentro de esta misma escala. Un nanocable así podría servir para marcar las células cancerígenas y hasta destruirlas así como también podría usarse para producir electricidad dentro de las bacterias y luego llevarla a otros dispositivos, todos orientados a producir menos contaminación.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: