Qué es la voluntad ?

> > Arte y Humanidades

Las palabras latinas “voluntas” y “voluntatis”, que son las que originan el término vienen del verbo “velle” cuya traducción más útil es desear. En términos generales y algo simples la voluntad es una facultad de persona que mueve a hacer algo, si embargo no se suele comprender correctamente lo que significa esto. Muchos afirman que alguien no tuvo voluntad de hacer tal o cual cosa pero en realidad lo que ocurre es que la voluntad de la persona fue no hacerlo.

Esta facultad está siempre presente en todas nuestras acciones, el que una persona no haga algo no quiere decir que haya una ausencia de la voluntad, más bien indica que su voluntad estaba orientada en otra dirección. En psicología se considera que los fenómenos como los apetitos, deseos, las inclinaciones y las acciones, aunque muy diferentes entre sí, tienen en común una cosa: son procesos dinámicos que se orientan hacia algo ya que tienen un fin determinado, en otras palabras en base a esos fenómenos nosotros hacemos muchas cosas para conseguirlos.

La dinámica es más o menos la siguiente: en primer lugar cada uno de nosotros tiene una idea en la mente sobre algo en particular, esa idea puede ser de un objeto concreto u abstracto, real o imaginario; por ejemplo una joya que vimos en una tienda puede ser algo real y concreto y un amor platónico algo abstracto y hasta imaginario. Este objeto de pronto y por la razón que sea se vuelve valioso y entonces es cuando se transforma en una meta a obtener o un fin que alcanzar. Es el momento en que la voluntad interviene haciendo que realicemos esa serie de acciones para conseguir o alcanzar tal meta o fin. En esto también tenemos a la razón interviniendo como una especie de freno haciendo una pregunta típica: “¿vale la pena el esfuerzo?” Ahora bien, entre más básico sea el deseo menos interviene la razón.

Asimismo un concepto relacionado es el de la "fuerza de voluntad" de una persona en particular, lo que se refiere a la capacidad de esa persona para efectivamente mantenerse firme en ese curso de acciones que mencionamos para lograr la meta u objetivo; es común en el proceso asombrarse y comenzar a perseguir otros objetos o metas que terminan dispersando esta intención y capacidad para el logro, lo que nos termina afectando en cuanto a nuestra capacidad y consistencia en la vida.

Volviendo al asunto de los deseos y la intervención de la razón, por ejemplo se hace muy difícil ser racional ante necesidades como el hambre, el deseo sexual y hasta la misma curiosidad. Será difícil, pero no imposible, un amigo me dijo alguna vez la siguiente frase: “es como un caballo salvaje, si no lo domas solo correrá desbocado y toda su energía y magnificencia se desperdician sin sentido” en referencia a la imaginación pero creo que a la voluntad le podemos aplicar la misma frase.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: