Qué es la toma de decisiones ?

> > Negocios

La toma de decisiones es un proceso que una persona  (o grupo de trabajo, entidad, organización, etc...) realiza cuando tiene una o más alternativas y debe escoger entre ellas (puede ser el caso de que se trate de escoger varias alternativas o una sola). Aunque en economía hay dos niveles básicos de estudio: el primero tiene que ver con el cliente, cómo decide adquirir o no un producto y en este nivel se especializa la mercadotecnia o la publicidad; el segundo es a nivel de gerencia o administración. También existen estudios de orden filosófico y psicológico que son muy importantes y cuyo fondo es la “libertad humana o libre albedrío”. Como el proceso de toma de decisiones es muy similar a cualquier nivel y tienen como base estudios similares vamos a evitar diferenciarlos a menos que sea necesario. A veces denominan a este proceso como “el arte de la toma de decisiones”, pues puede conllevar un proceso muy creativo semejante al que lleva una obra de arte. Y los trabajos en este sentido son los más sencillos y claros, por eso los voy a usar como referencia. Este “arte” se basa en “ cinco ingredientes ” (a manera de una fórmula química o receta de cocina): la información, el conocimiento, la experiencia, el análisis y el juicio.

La información : en estos estudios por primera vez se la considera como un bien valioso que se puede adquirir o que se puede deducir. La información es conocimiento que todavía no se dispone o que no se ha asimilado, por ejemplo cuando queremos los servicios de tal o cual profesional le solicitamos una serie de datos que nos pueden ayudar a tomar la decisión y si no son suficientes buscamos referencias (generalmente otras personas o profesionales que puedan suministrarlos). En si misma la información es un proceso de recopilación de datos.

El conocimiento : es la información ya asimilada, sea porque se ha buscado o porque ya se tenían conocimientos previos, por ejemplo la estructura anatómica de una persona puede revelar a un especialista alguna enfermedad pues él la compara con sus conocimientos previos.

La experiencia : que hoy día parece muy devaluada, es muy valiosa pues cuando se han tomado decisiones previas, cuyo resultado pudo ser adverso o favorable (en este punto no importa), influencia en la persona pues puede decidir seguir una línea de acciones idéntica, similar o del todo diferente en base a los conocimientos que generó esa experiencia anterior.

El análisis : no existe una única manera de analizar que sea exitosa, al contrario al parecer so se analiza de varias maneras un único problema hay más probabilidades de solucionarlo con suceso. Algo que no le agrada a muchos es el análisis intuitivo, ese que no utiliza la lógica deductiva pero que en muchas ocasiones es muy valiosa. Además muchos gerentes y hombres de negocios son conocidos por seguir con éxito a su intuición y en muchas situaciones no se puede echar mano a otra herramienta.

El juicio : es la cualidad que toma el análisis y lo convierte en una decisión. Es el momento crucial de la “receta” cuando todos los elementos se combinan para obtener lo que buscamos. Con razón H. D. Thoreau dice que “nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juiciosos a tiempo”, pues también podemos tomar una buena decisión a destiempo, lo que sería inútil.

Existen muchos modelos con sus elementos o ingredientes propios y muchísimas variaciones, pero estos elementos los podemos encontrar de una u otra manera en todos ellos.

Además dentro del ámbito empresarial la toma de decisiones debe ser un proceso planificado y no puede darse el lujo de ser un proceso “experimental” pues pude significar la pérdida de recursos valiosos. También la logística tiene que ver, pues se pudo tomar una alternativa que en la práctica no es realizable, con esto muchos ponen un proceso que es englobado por el juicio: el descarte de opciones pues no es lo mismo decidir entre cien productos que entre cinco. De esa manera es también más fácil determinar las alternativas más viables.

Muchos clasifican la toma decisiones en programadas y no programadas (rutinarias o no rutinarias). A manera de ejemplo diremos que una toma de decisión es programada cuando corresponde a una rutina que puede ser diaria, por ejemplo el número de cucharadas de azúcar que le ponemos al café del desayuno y una no programada corresponde a un problema (similar o no) que es nuevo, por ejemplo el número cucharadas de azúcar que le pondremos al té que un amigo nos ha preparado y al que no estamos acostumbrados.

Por último existen una serie de factores ambientales que afectan el proceso de toma de decisiones y que pueden resumirse como de certeza, de riesgo o de incertidumbre. Cuando el ambiente es de certeza se debe a que hay suficientes elementos de juicio como para predecir que los resultados van a ser los esperados (como sería el caso de la administración de un supermercado en una zona muy poblada); si es de riesgo es porque algunos de esos elementos son desconocidos o porque los mismos son conocidos pero inestables (como ocurre con el funcionamiento de las bolsas de valores) y es de incertidumbre porque o bien no se tiene idea de lo que puede ocurrir (como cuando una persona abre un negocio sin conocer nada del tema) o conociendo las posibles soluciones no se puede predecir como llegar a ellas (que es lo que le ocurre a muchos estrategas policiales o militares al realizar una negociación hostil como una toma de rehenes).

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: