Qué es la testosterona ?

> > Salud y Belleza

Es interesante saber que la palabra es un acrónimo francés de “testículo-esterol-hormona” y con ello ya podemos saber que la testosterona es una hormona del tipo de los esteroides, producida por los testículos. Su estructura química es muy similar a la del estradiol (una de las hormonas femeninas) y tiene sus grandes diferencias con el colesterol pero es innegable que comparten un mismo origen. Desde ese mismo punto de vista se considera que es un esteroide anabólico pues causa el crecimiento de ciertos tejidos y el aumento de reservas energéticas en forma de proteínas o lípidos.

Como prueba de lo anterior podemos recordar como muchas personas aprovechan esta misma hormona para aumentar la masa muscular, requerir de un menor período de recuperación para el tejido en los mismos músculos, y así tener cierta ventaja deportiva, pero tiene varios inconvenientes. De partida es considerada como doping en el deporte, y su administración no controlada puede llevar entre otras cosas a daños en el riñón o al corazón. Asimismo tienen otro inconveniente: en la grasa acumulada hay mucho colesterol del “malo”. Para graficar lo que ocurre me basta mencionar que cuando uno cocina costillas de res, generalmente en sopas, al enfriarse se deposita en la superficie una grasa que se endurece (dureza que ocupan los músculos y ligamentos de las costillas) y esto se debe a la presencia del colesterol, también es la razón por la que la carne de las costillas queda tan tierna luego de cocinarla bien. Nos referimos con todo esto a la administración no controlada de la testosterona, ya que hay casos médicos donde la hormona puede ser necesaria, producto de una serie de condiciones que llevarían a una persona a no producirla o no hacerlo en suficiente cantidad.

Aunque su producción es por excelencia en los testículos también la producen los ovarios y las glándulas suprarrenales, claro que en una medida mucho menor. Durante la gestación la testosterona y la dihidrotestosterona son las responsables de la formación de los testículos (en especial que “bajen al escroto”), de los tejidos y órganos reproductivos característicos del hombre pero también ayudan a la formación de huesos y músculos en ambos sexos. Luego del nacimiento la testosterona ayuda a con el crecimiento de los músculos, huesos, interviene en el metabolismo de los lípidos y las funciones del hígado.

En la pubertad hace que aparezcan los caracteres sexuales secundarios en el hombre como el vello facial (y en general de todo el cuerpo), cambian la forma de la tráquea, con ello aparece la famosa “manzana de Adam” y el cambio de voz en los hombres. Durante la época adulta la testosterona mantiene sus funciones sobre los músculos, huesos, el hígado y la próstata pero es ante todo la responsable de la erección y es fundamental en el comportamiento sexual del hombre. Muchos atribuyen un “olor” que la testosterona produce en las glándulas sudoríparas de los hombres y que según ellos desencadena una reacción en las mujeres, hasta hay un estudio que liga ese “olor” al comportamiento de la menstruación, aunque se trata de estudios muy particulares no hay duda que en muchos mamíferos el comportamiento sexual está ligado al olfato y recordemos que tanto el olfato como el gusto son de nuestros sentidos más primitivos y por tanto más difíciles de estudiar.

También hay que tomar en cuenta que la testosterona afecta muchos órganos a la vez y que en el sistema tan intrincado que forman el cerebro y el sistema nervioso central no ha sido posible determinar los efectos reales en el comportamiento, sin duda la agresividad y el deseo sexual están asociados en el hombre está ligados a esta hormona, decir más sería una especulación que si bien tiene sus fundamentos no está del todo demostrada. Por todo esto es que ciertas terapias que han surgido en los últimos años en donde se le suministra testosterona a personas sanas para una mayor sensación de bienestar y supuestos beneficios, son sumamente polémicas, debido a las múltiples funciones que cumple esta hormona, y la mayoría de los especialistas recomiendan no jugar con el delicado equilibrio hormonal que el cuerpo mantienen a través del tiempo.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: