Qué es la radiación de fondo ?

> > Ciencia y Tecnología

Es la energía residual que quedó luego de la “gran explosión” o “big-bang” como se le conoce en general. La radiación de fondo fue descubierta por 1965 cuando dos físicos norteamericanos de apellidos Peinsas y Wilson trataban de mejorar las comunicaciones entre las bases terrestres y los satélites artificiales de comunicaciones. Escucharon un ruido en sus auriculares que en un principio supusieron que era interferencia y en efecto lo era pero ésta no provenía de ninguna fuente conocida.  Y la interferencia se presentaba de cualquier dirección en que se orientara las antenas de recepción. Debemos recordar que los satélites retransmiten y se comunican a través de señales de microondas, por lo cual este tipo de radiación es llamada “radiación de fondo de microondas”.

Ya en la década de los cuarenta del siglo XX se había descrito una “esfera de fuego” que la “gran explosión” habría generado y hasta se hicieron estimaciones de la temperatura aproximada que tal esfera debía tener en la actualidad, apenas unos grados por encima del cero absoluto. Esta “esfera de fuego” debía estar compuesta por todo tipo de energía electromagnética pero no se podía detectar en la tierra debido a que la atmósfera y la magnetosfera funcionan como un filtro y como pueden suponerlo solo las microondas podrían atravesar este “filtro natural”. En la práctica, su existencia solo indicaba que existía otra evidencia muy fuerte de que el universo se habría originado a partir de la “gran explosión” y tal vez por eso el hallazgo pasó casi desapercibido, lo que sorprende hoy día pues son muchísimas las consecuencias que de él se derivan. Sin embargo al hacerse nuevas preguntas sobre como se fue formando el universo se hizo más importante observar cuidadosamente la radiación de fondo en todo su espectro.

Aún cuando no se le dio la importancia que se debía, en la década de los años ochenta un estudiante muy notable (y luego muy conocido por sus ideas excéntricas) propuso que no se trataba de una explosión si no que se trataba de una expansión paulatina del universo. Repito, esta propuesta pasó casi desapercibida pero no fue del todo olvidada, sobre todo tomando en cuenta que se diseñó un satélite que debía medir la radiación de fondo. Este satélite debía aportar información valiosa que dijera que tan irregular era esta radiación (pues si era una burbuja homogénea la formación de materia en el universo sería una cosa rara si no imposible).

Pues allí estaba la sorpresa, en efecto las irregularidades de la radiación de fondo estaban presentes pero no correspondían a una explosión: era una expansión. Un hecho que se daba por sentado y un aporte olvidado se ponían ahora a la cabeza de la investigación científica. Hoy la información recopilada de la radiación de fondo nos indica no solo cómo empezó el universo, también su forma y muchísima más información valiosa. Una de las áreas que más se interesa en la radiación de fondo es la física teórica, tratando de comprobar cual de las teorías del todo es la correcta.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: