Qué es la liposucción ?

> > Salud y Belleza

La liposucción, lipoescultura, aspiración de grasa, extracción de la grasa o lipectomía por succión es una técnica realizada por un cirujano plástico por medio de la cual se busca extraer parte de la grasa del cuerpo ubicada, por ejemplo, en el abdomen y los muslos. Por medio de un aparato de succión y tubos adecuados en pequeñas incisiones para cada zona se reduce la cantidad de grasa corporal.

Esta técnica estética ha tenido un gran éxito en los últimos años y ha servido para moldear las áreas de abajo del mentón, el cuello, los pómulos, la parte superior de los brazos, los senos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos de miles de personas, especialmente mujeres. Sin embargo, esta intervención es complicada y requiere de un período de recuperación que suele ser bastante doloroso.

Antes de someterse, el paciente debe estar en conocimiento de todos los riesgos que una operación como ésta implica. Es importante que sus expectativas sean realistas y que no se ilusione con la idea de que una liposucción le regalará un cuerpo perfecto. Algunos de los riegos son: posibles infecciones derivadas de la intervención; lesiones en los nervios, piel, tejidos u órganos; quemaduras debido al calor o a los instrumentos utilizados durante la operación; hemorragias y la posible formación de coágulos sanguíneos; la asimetría de los resultados (esto es corregible), las cicatrices de las entradas de los tubos; y la flacidez de la piel en la zona tratada (también es corregible).

Una vez tomada la decisión, se procede a intervenir. Para empezar, el médico marca las zonas de las que se extraerá la grasa en exceso. Una vez que se ha aplicado la anestesia, sea esta local o general, se realizan unas especies de túneles en las zonas marcadas, desde donde se realizará la aspiración. Luego se inyecta una sustancia por los túneles que reducirá el dolor y el sangrado y mejorará el campo de succión. En algunos casos también se usa una técnica de liposucción asistida por ultrasonido, cuyas vibraciones son usadas para licuar las grasas y hacer más fácil su extracción. Una vez terminada la intervención se aplican vendajes en la zona tratada y, según la magnitud de la operación, el paciente se hospitaliza o es enviado a su casa a hacer reposo.

Después de la liposucción, el área intervenida puede parecer más grande que antes, pero es una consecuencia de la hinchazón. Durante las primeras tres semanas es recomendable utilizar una faja o elástico apretado que ayude a reducir el sangrado y a recoger la piel de manera que se ajuste al nuevo contorno. Los puntos de sutura se retiran entre los 5 y 10 días que siguen a la operación y el médico puede prescribir antibióticos para evitar alguna infección. A las diez semanas se pueden evaluar los resultados finales.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: