Qué es la circulación automatizada del tráfico vehicular ?

> > Ciencia y Tecnología

Diremos que el tráfico vehicular es el fenómeno asociado al movimiento de automotores por las diversas vías de una región. El tráfico vehicular automatizado es un concepto más o menos antiguo que trata de eliminar del todo a la persona en la toma de decisiones en cuanto al tránsito de automotores. La historia en sí es muy vieja y llena de fracasos. Todos sabemos que la mayor parte de los accidentes en carretera se deben a malas decisiones de los conductores: seguir conduciendo aunque se sienta cansado, contestar el teléfono, ver alguna cosa que lo distraiga, en fin hay miles de malas decisiones que se pueden tomar.

En lo personal no conduzco porque tiendo a distraerme con facilidad y a dormir con el ronroneo de los motores, por ello prefiero delegar la responsabilidad en otros, bien sé que esto no le gusta a muchos pero nunca he pasado por la experiencia de un accidente de tránsito, salvo tal vez por un susto hará más de veinte años pero que no tuvo consecuencias.

Como decía ya desde que se hicieron las primeras vías se buscó que fueran más seguras de alguna manera por ejemplo: rotulando o marcando en dirección o que destino llevaban y cuanto faltaba para llegar. Luego cuando el movimiento de mercancías aumentó se empezó por permitir el movimiento en una dirección solamente y se construyó una vía paralela para la dirección opuesta. En Roma, la afluencia de peregrinos era tal que se vieron obligados a trazar una línea blanca en el centro del suelo de la calzada que llevaba a San Pedro. Los peregrinos que entraban a San Pedro lo hacían por un lado de la calzada y los que salían lo hacían por el otro.

Con la llegada de los automóviles se tomó la idea de los semáforos que se usaban en muchos puertos para permitir la entrada o salida de barcos para usarlos en la intersecciones de las grandes urbes. Tal vez el semáforo sea el regulador automatizado más antiguo pero nunca fue la “gran solución” que se buscaba pues siempre ha estado en manos del conductor el decidir seguir o no. Diversas teorías se han aplicado al control del tránsito en un intento de automatización u otro. Recuerdo la teoría de la lógica difusa, bastante reciente, que aplica el uso de muestras aleatorias pero en contexto, como cuando se escogen al azar a dos personas y se mide la estatura, considerando que una es alta por medir 1,80 m con respecto a otra de 1,60 m tomando en cuenta su edad, peso y demás factores que influyen en la estatura. No se podría contextualizar apropiadamente si por ejemplo la persona que es más alta padece de acromegalia o la persona baja tiene bajo peso porque está desnutrida.

Bueno, utilizando aquella teoría se encontró que los modelos de desplazamiento vehicular usados mejoraban muchísimo el tránsito en comparación al control tradicional o al uso de agentes de tránsito. Hoy día se pretende implementar muchas “ayudas” para que el conductor tome mejores decisiones. Esas ayudas vienen de la tecnología que acompaña a los vehículos modernos. Por ejemplo existe un contador de tiempo que le indica al conductor cuanto tiempo falta para que la luz se ponga verde y así disminuir el tiempo de respuesta. También están los dispositivos que miden la distancia entre vehículos lo que permite a su vez optimizar la distancia entre los mismos tanto para evitar una colisión en caso del que el conductor del frente se detenga repentinamente como para aprovechar el espacio en la carretera.

Asimismo, otro paso hacia la circulación automatizada de vehículos consiste en las guías automáticas que le indican al conductor la mejor ruta para alcanzar su destino. Sin embargo se está trabajando en un programa que controle al vehículo integrando todas estas tecnologías con la computadora que acompaña a casi todos los automotores nuevos, con la eventualidad de sustituir a los semáforos por controles inalámbricos. Esto le dará la posibilidad al mismo vehículo de detenerse o avanzar según lo indique el sistema.

Todavía se está un poco lejos del sueño de muchos de introducirse en automóvil y ponerse a ver la televisión o leer el diario mientras viaja a su casa gracias a que el vehículo lo lleva de manera automatizada, con la confianza de que no ocurrirá un accidente. Esa es la solución a la que se aspira llegar, y no estamos para nada lejos; por ejemplo tenemos hoy en día al proyecto experimental del "Google Driverless Car", literalmente el automóvil sin conductor de Google, un Toyota Prius modificado que ya ha recorrido cientos de miles de millas sin tener un accidente. O sea el futuro ya está aquí.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: