Qué es el síndrome premenstrual ?

> > Salud y Belleza

El síndrome premenstrual (SPM) es una serie de síntomas que afectan la vida diaria de la mujer y se producen entre 7 y 15 días antes del inicio de la menstruación, es decir, en la segunda fase del ciclo menstrual, conocida como la fase luteal. Las molestias, tanto psíquicas como físicas, pueden interferir en las actividades cotidianas, al extremo de llegar a ser incapacitantes. Entre el 3 y 5 porciento de las mujeres sufren del síndrome disfórico premenstrual que es aquel en el que predominan los síntomas psíquicos del síndrome premenstrual. Para tratarlo se requiere del apoyo de un psiquiatra.

Entre los síntomas se encuentran: la distensión del abdomen, retención de líquidos y aumento de peso, dolor en los pechos, malestar general, hinchazón de manos y pies, fatiga, náuseas, vómito, diarrea, constipación, dolor de cabeza, dolor pélvico y acné u otros problemas dermatológicos. Además hay manifestaciones emocionales como: tristeza inmotivada, irritabilidad, ansiedad, inestabilidad emocional y llanto fácil, dificultad para concentrarse, letargia, cambios en el apetito y el sueño, y disfunción en el desempeño social. Cuando estas últimas son las que prevalecen y se manifiestan fuertemente, es cuando la paciente sufre del síndrome disfórico premenstrual.

Sin embargo, no es necesario que se presenten todos los síntomas para considerar que se padece de SPM. Por lo general, se manifiestan de una manera leve a moderado, no obstante suelen causar molestia.

Es muy común que se afirme que este mal se relaciona con los cambios hormonales que afectan a la mujer en este período. Sin embargo, se ha demostrado que los niveles hormonales de una mujer que sufre del síndrome premenstrual son totalmente normales y similares a los de una mujer que no sufre de éste. Pueden influir, pero no son totalmente determinantes. En el caso de la disminución de los neurotransmisores como la endorfina (que alivia el dolor) y la serotonina (que afecta el estado de ánimo) en este período, influye en la aparición del SPM, pero no lo explica del todo, ni tampoco se aplica para todas las mujeres que padecen de este mal. El factor que influye en mayor medida a la hora de padecer este síndrome, es el genético.

Así como no se ha determinado una causa clara y concluyente, tampoco se ha dado con un tratamiento universal y definitivo. Existen muchas formas de apalear los síntomas. Lo primero que se puede hacer es un cambio alimentario, hacer ejercicio y reducir el estrés. De esta manera se manejarán síntomas como el insomnio, la irritabilidad y la retención de líquidos, entre otros.

Si la primera fase no tiene éxito, se puede recurrir al apoyo de vitaminas y minerales. La ingesta de calcio, suplementos de magnesio y de las vitaminas B6 y E puede ser muy beneficiosa para afrontar este período. También se puede recurrir a medicamentos como antiinflamatorios, ácido mefenámico y espirinolactona, entre otros; y tratamientos hormonales, aunque estos no son muy recomendados. Para luchar contra los síntomas psíquicos también existen medicamentos, pero es necesario contar con la evaluación de un médico para que determine cuáles son los idóneos para cada mujer.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: