Qué es el síndrome de Asperger ?

> > Salud y Belleza

Es un tipo de autismo un poco particular o específico. El nombre se debe a un pediatra y profesor austriaco de nombre Hans Asperger que en 1943 lo describe aunque el síndrome en sí no lleva su nombre sino desde hace poco tiempo. Por lo menos entre las personas con pocos conocimientos sobre el tema, se pensó que los autistas “veían el mundo de una manera diferente a los demás” pero en realidad los autistas ven el mundo como todos los demás, también existía el mito de que los autistas “procesaban la realidad de manera defectuosa” lo que también ha quedado claro con los estudios modernos.

Tanto en los diversos tipos de autismo y en especial en los “asperger” hay una barrera de comunicación entre el individuo y su medio pero no de como perciben el medio; esta barrera en la comunicación puede ser a varios niveles como lo son el lenguaje verbal o no, a nivel del uso de juegos simbólicos y el emotivo. El síndrome de Asperger se manifiesta como cierta incapacidad de expresar las emociones, como consecuencia se presenta un aislamiento social, que bien puede ser voluntario o no pero que en definitiva es una consecuencia de no poder “conectarse de forma emotiva” con los demás.

Hay que ser claro: un asperger siente y vive sus emociones pero no las puede expresar y por tanto no puede compartirlas. Puedo atribuirlo a un mecanismo de compensación pues nadie encuentra en realidad el por qué pero los asperger tienen comportamientos compulsivos como el coleccionar cosas, leer o interesarse en un tema en particular y ser muy escrupulosos con el orden. Esto último es muy típico de ellos, el ser muy ordenados, y se irritan si algo se sale de su orden, por lo tanto sus habilidades en áreas de la ciencia como la matemática pura o la física teórica son notables, es como si tuvieran un “poder” o habilidad especial de concentrarse en un solo tema que pocas veces he apreciado en otras personas.

En lo personal he trabajado con varios asperger y he encontrado que pueden llevar una vida más que normal. Recuerdo el caso de un joven “tímido” que coleccionaba peces pero no era el pasatiempo que muchos tienen, para nada, tenía muchas peceras, algunas construidas por él mismo, clasificadas por los diversos medios ambientes en que vivían sus peces, era impresionante. En el peor de los casos, en el que buscan un aislamiento social, se puede remediar con terapias que profesionales de la educación y hasta los mismos miembros de la familia pueden aplicar con facilidad.

Muchos son partidarios de “dejarlos desarrollarse por sí solos” pero se corre el peligro de que se lleguen a aislarse, como lo he mencionado; en lo personal creo que una intervención ligera no es mala, sobre todo si se comparten con ellos ciertos intereses comunes. Para mencionar un ejemplo: recuerdo al joven que casi no participaba en actividades extracurriculares y conversando con él encontré que tenía un gusto muy particular por la física (soy profesor de ciencias) y le propuse que trabajara en algo tan imposible como el “movimiento perpetuo”, un tema tan viejo como subyugante y nos realizó una demostración en una “feria científica” tan impresionante que muchos colegas lo felicitaban y atrajo la atención de muchos de sus compañeros y los visitantes. Si bien no ganó el primer lugar en la feria sí he decir que quedó de quinto, muy notable para un joven que por primera vez participaba en ello. De esta manera se abrió una serie puertas que espero pudiera aprovechar.

Aparte de su incapacidad de mostrar emociones, ser muy ordenados y tener comportamientos compulsivos son muy inocentes, no saben mentir eficazmente, se sienten inseguros, muchos tienen problemas de comunicación pero no tanto por el hecho de que no puedan hacerlo, si no que se debe a que usan un lenguaje muy rico en expresiones poco cotidianas haciendo que sus compañeros los vean como “pedantes”; también se da el caso de que repiten frases constantemente pues se vuelve parte de sus hábitos compulsivos; evitan mucho el contacto físico, les es molesto y llegan a evitarlo; la auto imagen es más bien mala que buena, pues perciben perfectamente que son diferentes pero no pueden explicarse el por qué, tampoco ayuda el que sus compañeros los aparten y por ello es importante encontrar una manera de socialicen; la ansiedad y los problemas emocionales que presentan se deben a esta incapacidad de socializar.

Algo que es muy típico de ellos es la mueca por sonrisa que esbozan en las fotografías, sobre todo si son fotos de familia donde todos tienen ese instinto de sonreír y ellos solo alcanzan a expresar una especie de desconcierto. Quienes padecen del síndrome de Asperger tienen una inteligencia promedio y en muchos casos hasta superior al promedio lo que delata que la creencia popular sobre el retraso mental que puedan tener es mentira o que la confunden con el retraso emocional que presentan y que es muy natural dadas las circunstancias. Los asperger no deben ser tratados de manera diferente que a otros jóvenes, se les debe incentivar a socializar y realizar trabajos grupales, eso sí, respetando mucho la afinidad que tengan con otros compañeros, esto depende mucho de la habilidad de los padres de familia y de los educadores en aprovechar tales afinidades. Hay que recordar que al tener conductas compulsivas puede que resulte cansado para algunos oírlos hablar de un tema determinado pero si hay afinidad la información puede enriquecer a todos y ayudar con el desarrollo afectivo y social del joven asperger.

Los modernos trabajos sobre estas personas nos muestran que son tan “normales” como cualquiera, de hecho hay un escritor con síndrome de Asperger que se ha hecho famoso más por la riqueza de su trabajo que por el hecho de ser asperger. En sus escritos, dicen, no se encuentra diferencia alguna en estilo más que las propias de una persona común.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: