Qué es el riego por aspersión ?

> > Casa y Jardín

El riego por aspersión es un sistema de irrigación muy efectivo que imita a la lluvia mediante un sistema de tuberías y pulverizadores, llamados aspersores. El agua se eleva mediante presión y luego cae en forma de gotas en el área específica que se desea regar. Es el método más utilizado en jardinería y es considerado el más perfecto simulador de lluvia, con la ventaja de poder controlar el tiempo de duración y la intensidad de riego.

En este tipo de riego es necesaria la presión de agua, ya que de ella dependerá que se cubra toda el área que se desea regar; además, la presión debe hacer que el agua se libere por todos los aspersores al mismo tiempo para obtener un riego uniforme. Si la red de distribución no ejerce una presión adecuada, es necesario usar un motor que lleve la presión ideal del depósito a los aspersores.

También es esencial un sistema o red de tuberías, que tendrá la longitud y complejidad que sea necesaria según la dimensión que tenga el área de riego. La red de tuberías está constituida por las principales, generalmente enterradas, que llevan el agua a las secundarias, que dirigen el agua hacia los aspersores. Los aspersores pueden ser fijos, pero normalmente se utilizan los rotatorios, que pueden girar completa o parcialmente. Existen múltiples tipos de aspersores, con distinto movimiento, alcance e incluso capaces de producir distintos tipos de lluvia. En todo este sistema de tuberías, surge la necesidad de hacer un previo estudio técnico, que permita la mejor estrategia para realizar un riego efectivo. Todos, o algunos de los elementos mencionados, pueden ser permanentes o sólo estar en el período de riego.

Otro factor esencial es contar con un lugar para captar el agua, que puede ser un pozo, un lago, un río o un embalse. También es necesario un depósito de agua, que puede ser un almacenamiento subterráneo, un lago natural, un embalse, o un depósito construido especialmente para el riego. El depósito de agua es necesario para tener el almacenamiento necesario para uno o varios riegos. Además, es el enlace entre el agua sin presión y el motor de bombeo, que da la presión necesaria al agua.

Existen también las máquinas de riego, que llevan las tuberías por encima de los sembradíos o áreas a regar y se desplazan a lo largo de ellas, mientras riegan con el mismo sistema de aspersión o lluvia. Este sistema es más costoso, pero logra la automatización del trabajo. Se utiliza especialmente en áreas extensas.

Usando el riego por aspersión, se realiza una limpieza de las plantas y se reducen los riesgos de plagas. Se crea un microclima húmedo que disminuye las heladas. Se puede adaptar al terreno sin importar la nivelación. Tiene un uso de agua moderado, menor a los riegos por surcos y por inundación. Implica un ahorro importante en mano de obra. Es exacto en el suministro de agua por sector. Permite la fertilización y la aplicación de todo tipo de productos.

Entre las desventajas se puede encontrar: daño a las plantas más sensibles y flores por el impacto del agua. Gastos considerables en los materiales y en la intervención de técnicos. No es efectivo en épocas de viento o en climas demasiado áridos. Si las gotas son demasiado finas, pueden desaparecer antes de llegar a las plantas. Puede haber propagación de hongos.

En jardinería el riego por aspersión es una muy buena opción y muy popular. Sin embargo, es necesario elegir muy bien el aspersor para evitar el daño a las flores y plantas sensibles. También se debe tener cuidado con los árboles y arbustos que necesitan una dosis mayor que la que se pueda programar para el césped y otras plantas.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: