Qué es el pasto sintético ?

> > Casa y Jardín

El pasto sintético, también conocido como césped artificial, consiste en una capa de fibras sintéticas buscando reproducir, en mayor o menor medida dependiendo de su uso, al pasto natural. ¿Y por qué se utiliza esta alternativa? la respuesta es que puede ser la única opción en casos de superficies a las cuales no llega el sol, requerimiento para la versión natural, y asimismo cuando habrían dificultades para el riego o de drenaje.

La tecnología no es nada nueva, ya que se desarrolló durante la década de los años 60 por parte de un grupo de investigadores liderados por David Chaney, académico de la Universidad de Carolina del Norte en los Estados Unidos. Se hizo popular el producto a través de la marca "AstroTurf", y con el tiempo incluso esta marca paso a ser en países angloparlantes un sinónimo del césped artificial, a pesar de la existencia de muchos otros fabricantes y alternativas.

Y esta aplicación asimismo ha pasado por una serie de generaciones, mejorando significativamente la calidad y apariencia de la superficie en cuestión (se suele asociar al pasto sintético con aquellas superficies de primera generación, de una apariencia demasiado artificial y plástica, lo que dista muchísimo de los resultados que se logran hoy en día); en un comienzo las fibras sintéticas iban adheridas a una alfombra sin relleno, mientras que luego se comenzó a aplicar relleno de arena, y actualmente, en el producto de tercera generación, se usa además de arena goma, que por lo demás suele ser reciclada.

El pasto sintético moderno consiste en fibras sintéticas cubiertas de silicona, lo que constituye al "pasto" mismo, y estas fibras se presentan tanto estiradas como en espirales, mecanismo que permite mantener levantadas a las que son rectas o estiradas. La base se fabrica en base a polipropileno expandido, y se añade a todo esto una capa de gránulos de goma. Estos materiales, entre otras cosas, hacen que sea altamente resistente al calor y al frío, por lo que se asegura una larga vida de los mismos. Al mismo tiempo resisten muy bien la inclemencia de la lluvia o mejor dicho del agua, ya que por ser sintéticos no se pudren. El largo de las fibras, como sus características y la base se fabrican a medidas dependiendo del uso y las dimensiones del terreno que se desee cubrir.

Por estos motivos en cuanto a su desempeño, es que se hizo popular en sus aplicaciones dirigidas a las canchas deportivas que a diario son utilizadas en nuestros países. Esto ya sea para jugar fútbol, tenis o golf, entre otros deportes. Por los motivos mencionados anteriormente es que  muchas de ellas utilizan pasto sintético. Una cancha de fútbol que utilice pasto natural tendrá que mantenerlo; aquello significa riego diario, y manutención del pasto mismo como el corte de este. Aparte, se tendrá que tener cuidado con la tierra y procurar un estado uniforme del pasto para que no se produzcan baches o sectores donde la superficie no sea del todo plana, y por otro lado se debe procurar que no hayan sectores que no queden cubiertos por el mismo. Todo aquello también se aplica a las otras disciplinas.

Para ciertos complejos deportivos que utilicen canchas de fútbol pequeñas, o sea de futbolito, y que el mismo tiempo tenga superficies para arrendar como para el tenis, puede ser mucho más conveniente que las tapice con pasto sintético. Asimismo, por ejemplo se puede aplicar esta tecnología en canchas de hockey sobre césped. Y no es algo amateur o necesariamente de menor performance o calidad, ya que Incluso diversas canchas de fútbol profesional cuentan con el beneplácito de la FIFA para utilizar el pasto sintético, ya que se ha comprobado que no dificulta para nada la mecánica del manejo del balón, y por consiguiente del partido en sí. O sea tiene una funcionalidad bastante similar a la de una cancha de pasto natural. Otras aplicaciones menos conocidas (por lo menos en países hispanoparlantes), son en el ámbito del béisbol e incluso en superficies de ski para eventos en ciudades, fuera del ámbito de la montaña.

Para estas canchas deportivas y otros usos, el pasto sintético puede ser muy conveniente ya que requiere de muy poca manutención. Basta con una limpieza regular, aspirándolo o barriéndolo, dependiendo de sus características y especificaciones del fabricante. Con esto, principalmente, se ahorra bastante capital y costos fijos, al no necesitar de riego. También tiene algunas potenciales desventajas, como una vida limitada, la necesidad de limpieza, y dependiendo del producto podría incluso requerir de una desinfección regular. Otros potenciales problemas son la mayor retención del calor si la superficie está expuesta al sol, lo que combinado con una mayor fricción podría ocasionar lesiones en los deportistas. En cualquier caso, las versiones más nuevas de los materiales para estas superficies artificiales han minimizado o eliminado por completo estos problemas; es importante por ello informarse muy bien de las características de cada producto.

Ahora, si bien el pasto sintético es utilizado ampliamente en canchas deportivas, también se puede emplear para rellenar una superficie en un jardín, un sector cercano a una piscina, etc. Lo central es que no se limita para su uso en canchas, la aplicación que lo hizo popular, sino que sus usos hoy en día abarcan una serie de aplicaciones en el ámbito del paisajismo y diseño, tanto de interiores como de exteriores. Como por ejemplo, sirve para cubrir los balcones de edificios, de tal manera que estos no tengan una apariencia tan concretizada, o también es una manera práctica de darle vida a nuestra terraza del departamento.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: