Qué es el pago por clic ?

> > Computadoras e Internet

El sistema de pago por clic, en inglés "pay per click", es un sistema de marketing o publicidad en Internet en el cual un avisador le paga una determinada cantidad de dinero a una página web o proveedor de contenidos, cada vez que este último le refiere o envía clientes potenciales a través de un aviso publicitario. El pago se lleva a cabo cada vez que un usuario interesado hace clic o "pincha" el aviso, visitando la página del avisador. Este sistema de publicidad es uno de los más populares hoy en día, siendo líderes en el mercado Google, con su ya famoso "adwords", y Yahoo! Search Marketing. El gran más nuevo en llegar al mercado con esta posibilidad de publicidad es MSN.

Todo esto opera a través de un verdadero remate en tiempo real; cada avisador fija lo máximo que esta dispuesto a pagar por cada clic, y aquellos con las mejores ofertas aparecen en los mejores espacios publicitarios cuando una persona realiza una búsqueda. El sistema de Google toma en consideración no solo la oferta, sino que además el porcentaje de conversión, para así ofrecer los anuncios más populares y mejor pagados a los usuarios.

Esta modalidad publicitaria fue popularizada por Overture, que más tarde fue adquirida por Yahoo! en el año 2003. Por supuesto existe un gran número de compañías que ofrecen servicios similares, pero los más usados y cuya confiabilidad ha sido demostrada son las mencionadas con anterioridad. En un comienzo el pago por clic operaba solo en los motores de búsqueda, desplegando avisos patrocinados sobre o al costado de los resultados de la web, y más tarde el sistema abarcó además páginas de contenido en todo tipo de sitios web; lo último se denomina avisaje o publicidad contextual, lo que significa que los avisos que vemos en las páginas web tienen relación directa con el contenido de estas..

Para los que buscan vender productos o servicios en la Internet el asunto es el siguiente: se debe buscar una oferta por clic óptima, de tal forma de que el costo de adquisición de cada cliente, sumando el valor de todos los clics necesarios para lograrlo, sea menor que la ganancia que se obtiene al vender el producto o servicio. La relación entre estos valores es el retorno a la inversión, que se debe monitorear de cerca para optimizarlo. Si se ofrece mucho por cada clic, entonces se tendrán muchas visitas pero a un precio muy elevado, haciendo el proceso poco o nada conveniente. Si se ofrece muy poco, es posible llegar a no tener visitas y no ganar nada. Se debe tender a un equilibrio.

Para los motores de búsqueda y para aquellos que ofrecen contenidos en la Internet, el negocio es obtener una cantidad determinada de dinero por los clientes potenciales que se refieren; esto es por cada persona que hace clic en los anuncios pagados. Esto, desde los inicios del sistema, ha traído un problema consigo, los llamados "clics fraudulentos", que consisten en aquellos generados de manera maliciosa o mal intencionada con el fin de burlar el sistema y obtener beneficios artificialmente. Para defenderse de esta amenaza, es que las compañías proveedoras del servicio han desarrollado complejos algoritmos para detectar esta práctica, e incluso se ha llegado a numerosas acciones legales en contra de aquellos que han participado en este engaño. Otro problema asociado al modelo es el de las "páginas basura", que se generan de manera automática o semi automática con el único propósito de generar utilidades abusando del modelo; afortunadamente las compañías que ofrecen el servicio están tomando cartas en el asunto sancionando y eliminando de sus índices a este material que contamina los resultados de búsqueda.

De todas maneras, se estima que un pequeño porcentaje de estos clics aún son cuestionables, lo que de todas maneras va incluido en la ecuación para obtener el retorno a la inversión; con todos sus problemas, el sistema de pago por clic ha demostrado ser altamente rentable tanto para avisadores y proveedores, demostrado por el creciente interés y uso de esta modalidad. Otro de los grandes atractivos del modelo es que se puede determinar con exactitud el resultado de los esfuerzos publicitarios. Es famoso el dicho con respecto a la publicidad tradicional: "Del 100% del gasto en publicidad, un 20% es realmente efectivo. Qué daría por conocer cual es ese 20%". En la publicidad por Internet, por lo menos esto no es un problema en absoluto.

Se especula que a futuro el sistema de pago por clic podría migrar a un modelo de "pago por resultados", lo que llevaría al pago por parte de los avisadores solo cuando se concrete una venta, los que solucionaría algunos de los problemas del modelo anterior; la verdad es que este tipo de modelo es y ha sido usado por algunas compañías de hace bastante tiempo, con resultados mixtos. Por otra parte, este último tipo de modelo requiere de mucha confianza hacia el vendedor por parte del publicador de contenidos, lo que genera otro tipo de dificultades. Lo que esta claro es que la publicidad por Internet va a seguir su creciendo, ya que donde estén los potenciales clientes, allí estará el marketing para tomar contacto con ellos.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: