Qué es el bullying ?

> > Sociedad

En español el término equivalente es “acoso escolar”. En inglés la palabra se deriva de “bull” que significa literalmente “toro”, pero que entre otros usos también equivale a “grandote” o “matón” y de allí que “bully” signifique entre otras cosas matonear o acosar. Aunque la construcción “bullying” es de uso más reciente, no encuentro artículos más antiguos de 10 años con el término, se trata de un fenómeno viejo en el ámbito escolar.

Siempre se le ha visto como parte de la “violencia escolar” pero como fenómeno independiente los estudios no van más allá de unos 15 o tal vez 20 años. Todos recordamos esas películas ambientadas en las escuelas donde hay un niño grande que intimida a los más pequeños y como los padres consideran parte del aprendizaje el aprender a lidiar con tales individuos. En lo personal no recuerdo más que una ocasión el tener que hacer frente a compañeros de ese tipo, recuerdo que yo me unía a los grupos de los “grandes” no solo por el hecho de que mi estatura era bastante superior al promedio de mi época, si no más bien porque a pesar de tener un carácter algo solitario me gustaba ayudarles a estudiar y aprendí que te dabas a “respetar” también de esa manera, por decirlo no solo impresionaba por mi estatura si no por lo que sabía.

Se me viene a la memoria esa vez (cuando estaba en el segundo grado de la primaria) en que un “compañero” quiso pasarse de listo y no recuerdo como lo resolví (nada violento eso sí), pero mi hermano (que estaba en primer grado) se enteró del incidente y esperó un descuido del otro chico (creo que estaba dos grados por encima del mío) y le propinó un fuerte empujón (esto sólo como anécdota de lo ocurrido y no como un ejemplo). Todavía me da risa el revuelo que se nos armó por lo impulsivo de su carácter, aunque en su momento no fue tan gracioso y de esa manera él adquirió mucha fama de ser un compañero muy fiel, y un gran hermano para mí.

Los estudios se restringieron a casos como el que mencioné pero se fueron ampliando en la medida que se encontró que era un fenómeno más complejo. Para simplificar un poco debe existir un agresor (que puede ser una persona o un grupo de personas) y una víctima (que también puede ser una persona o varias). La dinámica que tome el agresor define los tipos de “bullying” y se pueden clasificar en físico, verbal, psicológico o cibernético. En ocasiones, este tipo de abusos puede llegar a dramáticas consecuencias y daños a las víctimas, por lo que es necesario contactar cuanto antes a los encargados correspondientes en los centros educacionales cuando se detecten estos casos de acoso; asimismo muchas veces no basta con un llamado de atención a los agresores, y es necesaria la intervención de especialistas en el tema.

Ya hemos mostrado ejemplos del acoso físico, que se caracteriza por amenazar la integridad del cuerpo de la persona y que si bien el caso clásico es el del matón puede darse por medio de pandillas. Del verbal es típico el prohibir la participación en juegos o grupos y que también es llamado “bloqueo social”. Incluye los insultos que minan la imagen del niño con respecto a los demás (manipulación social) y con respecto a sí mismo, que a su ves ya caen dentro del acoso psicológico.

Siguiendo con éste último todos los tipos de acoso o “bullying” tienen su parte lacerante en la personalidad de la víctima y solo un análisis profundo de la misma nos puede decir hasta donde se ve afectado un niño, sin embargo simples actitudes como una mirada o un gesto pueden ser considerados ya una forma psicológica de represión y por tanto también son de las más difíciles de demostrar.

El acoso cibernético resulta la forma más novedosa en que se puede aplicar tanto el acoso psicológico como el verbal pues utiliza el correo electrónico, la mensajería, llamadas al celular o cualquier otro medio tecnológico. Como una nota aclaratoria esta no es la clasificación más gustada por los entendidos, pero resulta la más simple de todas y por ello la he preferido con el inconveniente de que el acoso físico y el verbal tienen también sus elementos psicológicos y el cibernético tiene elementos de los demás.

El acoso escolar luego se convierte en simplemente acoso pues los mismos tipos de agresiones son utilizados luego por adultos y los estudios que originalmente eran independientes demostraron tales coincidencias que unos y otros son usados como referencia hoy día tanto para educadores como para las autoridades y especialistas que se convierten en una herramienta valiosa de diagnóstico y prevención del bullying.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: