Por qué se quiere legalizar la marihuana en algunos países ?

> > Salud y Belleza

En primer lugar deberíamos conocer lo básico que la ciencia sabe sobre la “cannabis sativa”, cáñamo hindú o marihuana, para tener una idea de los argumentos en contra y a favor de su legalización. Es originaria del Himalaya y pertenece a toda una familia de plantas que han sido usadas con muchos fines, por mencionar algunos: medicinas, alimentos, para confeccionar hilos para telas, aceites y otros muchos usos. Parece que estas plantas se usaban ya hace unos cuatro o cinco mil años (antes de construirse las pirámides). Los tratados que mencionan su uso medicinal datan de hace unos cuatro mil setecientos años y desde entonces las variedades que contienen “tetrahidrocannabinol” o THC son usadas como medicinas, alucinógenos y para inspirar el éxtasis religioso.

Es una creencia entre los especialistas que estas plantas desarrollaron el THC para defenderse de alguna plaga o de los herbívoros pero queda como una especulación porque no hay evidencia científica en ese sentido; uno de los problemas que hay en comprobarlo es precisamente el hecho de que la planta fue domesticada hace tantísimo tiempo. La cannabis sativa es la que concentra más cantidades de THC tanto en sus hojas como en sus frutos y semillas, pero es en las flores donde el contenido es mayor.

El THC actúa en el cerebro como un analgésico liviano o moderado, lo que lo hace ideal para tratar ciertos tipos de dolores agudos, de allí que en muchas partes del mundo se use como tratamiento paliativo de los pacientes con cáncer terminal y para controlar los efectos secundarios de la quimioterapia. Por ejemplo el uso de morfina lleva el desarrollo de tolerancia y adicción de manera muy rápida y por ello es preferible usar la marihuana en su lugar pues no genera tales condiciones tan rápidamente. No se han documentado casos de muertes por el consumo de THC en su forma natural, es decir por el consumo excesivo de marihuana pero la versión sintética del THC si tiene algunas víctimas letales, muy pocas pero las hay.

También se usa para tratar el asma, el glaucoma, jaquecas, insomnio y se cree que puede servir para tratar el Alzheimer y la miastenia gravis. Sin embargo hay un problema bastante importante sobre el uso de la marihuana: algunas personas desarrollan tolerancia con mucha facilidad si la usan continuamente, mientras que otras no y es muy curioso que en algunos casos, cuando se deja de usarla por un tiempo pues ocurre que algunos de los que eran tolerantes ahora no lo son y que algunos que no desarrollaron la tolerancia la desarrollan luego.

Para decir verdad existen más de sesenta sustancias activas en la marihuana ya aquí solo he descrito una y he de mencionar que el abuso de esta sustancia induce alteraciones en la percepción de las cosas y cambios del estado del ánimo que van desde el pánico hasta la euforia, se pueden producir efectos sedativos que conllevan problemas en el movimiento motor del cuerpo, alucinaciones, muchas manifestaciones psicóticas y alteraciones de la memoria (y otras cosas que no recuerdo-broma).

El consumo prolongado y crónico está asociado a depresiones, ansiedad y no son pocos los fumadores de marihuana que desarrollan alguno de los varios tipos esquizofrenias; también está asociada a daños en el sistema circulatorio, a varios tipos de bronquitis, enfisema y otras enfermedades cardiorrespiratorias (lo cual es muy natural dado el consumo de alquitrán al fumarla), a daños en la memoria de los niños cuyas madres fuman marihuana durante la gestación (pero faltan más estudios); por último hay varios estudios que la ligan a algunos tipos de cáncer del sistema digestivo.

Ante todo esto ¿por qué legalizarla? Lo primero que se argumenta es sobre su uso terapéutico: es indudable que ayuda a manejar el dolor y muchos de los síntomas asociados a los tratamientos de cáncer y muchos males terminales. Lo segundo es que si se usara como droga recreativa se podría quitar el incentivo al uso de otras más fuertes pero no es un argumento muy válido pues es sabido que puede ocurrir lo contrario: el incentivo a la búsqueda de otras drogas más fuertes. El tercer aspecto que hay que tomar en cuenta es el gasto que los gobiernos hacen al tratar de eliminar el tráfico y la siembra ilegales, muchos legisladores ven que los recursos pueden dedicarse con más efectividad a otras prioridades.

El cuarto aspecto respecto a los argumentos para legalizar la marihuana, y tal vez el más fuerte, viene de los intereses económicos que implica la venta de la marihuana, la venta mueve una cantidad de dinero enorme y los mismos legisladores en algunos países ven con muy buenos ojos los impuestos que se podrían recaudar de esta manera. El quinto y último a mi parecer tiene que ver con la percepción moral que las personas tienen hoy día de la marihuana, para decirlo de manera sencilla, cuando yo era niño los fumadores de marihuana se escondían y hoy día uno los encuentra tranquilamente en cualquier parte fumando a vista y paciencia de muchos que hace unos años no los hubieran tolerado.

Recalcando mucho estos temas uno puede apreciar en la misma televisión como en las series y novelas de hace unos veinte años el consumo de marihuana por parte de uno de sus personajes era motivo de escándalo, hoy vemos en algunas comedias televisivas una tolerancia a su consumo que muy bien podría tomarse como un incentivo, en realidad se burlan de las situaciones pero de una manera descarada y sin censurar, como habría ocurrido hace algunos años. En lo personal no estoy de acuerdo con despenalizar el consumo dados los pro y contra para ello. La pura verdad una persona es responsable de sus actos, a nadie se le obliga a ponerse en la situación de fumar el primer cigarrillo de marihuana, y quedará a los legisladores el decidir que rumbo tomar en este delicado tema.

Tus Preguntas

Contacto Links Aviso legal
Copyright ©2005-2017, Todos los derechos reservados

View Site in Mobile | Classic
Share by: